Dile adiós al estrés en la oficina con esta técnica oriental

lenetstan / Shutterstock

La vida actual puede ser muy complicada y ajetreada. El trabajo, la escuela, el tránsito pesado, dificultades con la familia y muchos otros factores provocan que el estrés y la ansiedad se apoderen de nuestro cuerpo.

Si bien no podemos evitar estresarnos y quizá tampoco podamos hacer a un lado los factores que detonan esa tensión, sí podemos emplear algunos métodos para contrarrestar sus efectos negativos y evitar que dañe nuestra salud.

Te compartimos una sencilla técnica oriental que puedes aplicar mientras estás en la oficina. Es muy fácil de hacer, toma sólo unos minutos y verás que te ayudará a sentirte mucho más relajado.

1. Estiramientos

Si pasas mucho tiempo en la misma posición, por ejemplo sentado en tu escritorio, debes estirarte cada hora. Procura hacerlo despacio para no provocar ninguna lesión en tu cuerpo, ya que tus músculos están rígidos por conservar la misma postura durante un buen rato.

Primero echa los hombros hacia atrás, como si trataras de unir tus omóplatos. Mueve tu cuello hacia un lado y hacia otro, hacia adelante y hacia atrás un par de veces. Después levanta lentamente tus brazos y estíralos lo más que puedes hacia arriba. Finalmente, coloca tus piernas en posición horizontal, sin flexionar las rodillas ni levantarte de tu asiento. Estíralas hacia adelante lo más que puedas.  

Dean Drobot / Shutterstock

2. Relaja tus ojos

Es muy importante que las personas que están largo rato frente a la computadora, practiquen ejercicios para descansar su vista. En la medida de lo posible, esta relajación se debe poner en práctica cada dos horas.

Cierra tus ojos durante 15 segundos y apoya tu cabeza en el respaldo del asiento. Después de ese tiempo y sin abrir los ojos, muévelos hacia arriba, hacia abajo, a la izquierda y la derecha un par de veces. Ábrelos lentamente, pero hazlo más de lo normal, como si estuvieras muy sorprendido. Ciérralos de nuevo y repite el procedimiento una vez más.

Stockfour / Shutterstock

3. Ejercicios de respiración

Cuando sientas que la ansiedad o el malhumor comienzan a invadirte, toma un momento para respirar y relajarte. Primero realiza una exhalación profunda para sacar todo el aire de tus pulmones. Cierra los ojos e inhala profundo. Cuenta lentamente hasta cinco, mientras metes el aire a tus pulmones. Abre los ojos y exhala despacio, también contando hasta cinco. Concéntrate en tu respiración y no pienses en nada más. Repite un par de veces, hasta que te sientas más tranquilo.

Pathdoc / Shutterstock

4. Alimentación

Procura incluir alimentos de horas verdes en al menos una de tus comidas del día. Este tipo de verduras y hortalizas ayudan a mantener tu hígado y tu sangre en buen estado, lo cual es muy importante si tomamos en cuenta que el estrés y la ansiedad pueden provocar daños importantes a estas partes del cuerpo.

Liliya Kandrashevich / Shutterstock

5. Aprieta tu dedo pulgar

De acuerdo con las técnicas de acupuntura, existen diversos puntos en el dedo pulgar que pueden ayudar a aliviar el estrés. Rodea suavamente tu dedo gordo de la mano izquierda con tus dedos índice, medio, anular y pulgar de la mano derecha. Cierra con más fuerza tus dedos índice y pulgar derecho (sin mover el medio y el anular) para apretar suavemente tu pulgar derecho. Haz lo mismo con los dedos medio y anular. Repite el procedimiento sobre el dedo pulgar derecho. 

Wavebreakmedia / Shutterstock

También te puede interesar: Este es el secreto de las mujeres francesas para tener una piel hermosa