mujer

Esta es la técnica para bajar de peso que no tiene nada que ver con el ejercicio y las dietas

perder peso ilustracion
Eliza Sandoval Cruzado vía Shutterstock

Cuando deseas perder peso, es probable que busques información al respecto en Internet y ¡pum! Te encuentras con millones de resultados de dietas, pastillas, rutinas de ejercicio y ridículos productos milagro que te prometen tu figura ideal a cambio de esfuerzos poco confiables.

No todas las personas ganan kilos por los mismas razones y lo ideal sería consultar a un nutriólogo para que te plantee una dieta que vaya acorde a tu estado de salud y la meta que necesitas alcanzar.

Por supuesto que es mucho más fácil decirlo que hacerlo, así que mientras te animas a visitar a un especialista, queremos compartirte una técnica que te ayudará a bajar de peso e incluso seguirá siendo útil sin importar la dieta o la actividad física que escojas: el mindfulness.

meditacion ilustracion
Julia Tim vía Shutterstock

El mindfulness (o conciencia plena en español) es una técnica psicológica enfocada en que las personas vivamos el aquí y el ahora. No se trata de una técnica de meditación compleja que siga una ideología exótica. Es apta para todas las edades, religiones y estados de salud.

La tarea es sencilla: toma cualquier actividad diaria que realices y concéntrate totalmente en ella. Deja de lado tus preocupaciones, tus prejuicios, el ruido de afuera y concéntrate en lo que haces. Disfruta el momento y conéctate con tu cuerpo, como lo explica el sitio Mindful.

Investigadores de la Universidad McGill recopilaron 19 trabajos que estudiaron la relación entre el mindfulness y la pérdida de peso para conocer qué tan efectiva es esta herramienta en la pérdida de peso.

comer sano ilustracion
Little Bride vía Shutterstock

De acuerdo con las observaciones, el mindfulness tiene una efectividad moderada en la lucha contra los kilos extras y es altamente efectiva en la reducción de malos hábitos alimenticios. Otro resultado a largo plazo fue que quienes practican esta técnica siguieron bajando de peso (un 3.5 % en promedio de su peso inicial), mientras que quienes se sometieron a otros cambios de dietas y estilos de vida ganaron de vuelta lo perdido.

El mindfulness no requiere equipo costoso, ni compromete tu salud (¿sabías que, por ejemplo, las dietas detox no son tan buenas como creíamos?). Es un ejercicio sencillo en el cual escucharás con atención a tu cuerpo para saber cuándo comes por hambre y cuando por ansiedad o cualquier otra causa.

A veces cuando nos alimentamos mientras realizamos otra actividad, comemos más de lo que necesitamos por distraernos. Con el mindfulness eso no ocurre. Saboreas cada bocado, lo masticas lo suficiente y disfrutas de su sabor y textura. Alimentarte con calma es benéfico para tu metabolismo, e incluso podrías ingerir menos de lo que acostumbras.

¿Te animarías a probar el mindfulness?

Te recomendamos: