mujer

Presta atención a estas 15 señales, podrías tener un desequilibrio hormonal

Nehophoto / Shutterstock

Muchas veces cuando escuchamos las palabras ‘desequilibrio hormonal’ pensamos únicamente en cambios de humor drásticos o sin razón aparente. No obstante, este trastorno no se limita a episodios de llanto o enojo, los síntomas también abarcan manifestaciones físicas que quizá no habías tomado en cuenta.

Si percibes alguna de estas señales en tu cuerpo, es mejor que acudas con un especialista para realizar los estudios necesarios y saber si presentas algún desequilibrio hormonal y cómo tratarlo.

#1 Acné

Sobre todo del tipo quístico o en la zona de la mandíbula inferior. Aquí puedes conocer otros padecimientos, de acuerdo con el área del cuerpo en donde te salen granitos.

#2 Uñas quebradizas

Si tus uñas no crecen o se quiebran con facilidad (sin estar expuestas constantemente a químicos como la acetona o detergentes), puede ser un indicador de desequilibrio.

#3 Adelgazamiento del cabello

Quizá hayas notado que tu cabello es más delgado -sobre todo en la raíz-, se quiebra o se cae con mayor facilidad que antes. En este caso, es mejor acudir con el médico.

#4 Aparición o aumento del vello en la cara

Principalmente en el labio superior o debajo de la barbilla. También puede aparecer en la espalda.

#5 Dolores de cabeza cíclicos

Es decir no son ocasionales, siguen un patrón de tiempo.

senales no has superado 3
9nong/iStock/Thinkstock

#6 Sofocos

Se presentan con un esfuerzo físico menor o incluso en reposo, sin que se deban a un aumento de peso o algún otro problema de salud.

#7 Resequedad vaginal

Aparece de manera repentina, sin que exista algún otro padecimiento.

#8 Hinchazón

Retención de líquidos e inflamación en los pies, manos y abdomen principalmente.

#9 Flujo menstrual intenso

El aumento en el flujo menstrual también puede ser un síntoma de desequilibrio.

#10 Irregularidad o ausencia del periodo menstrual

Ya sea que tu periodo se atrase, se adelante o no se presente. Las alteraciones en tu regla pueden indicar diversos padecimientos, aquí puedes ver más información.

#11 Inflamación y/o sensibilidad extrema en los senos

Esta sensibilidad no sólo se presenta durante tu periodo, también en otros momentos del mes. Puede estar acompañada por la aparición de fibromas.

Sexy campana para combatir cancer de seno revoluciona redes sociales 2
Rudyanto Wijaya / iStock

#12 Problemas en la vesícula biliar

Los desequilibros hormonales pueden afectar órganos como la vesícula biliar, en especial si dicho desequilibrio está relacionado con la ingesta de píldoras anticonceptivas por un largo plazo. El aumento de la producción de hormonas puede alterar el proceso digestivo de las grasas, dando lugar a la aparición de cálculos en la vesícula (uno de los problemas más comunes en este órgano). Además, el dolor que causa la aparición de dichos cálculos muchas veces se confunde con cólicos menstruales, por lo que el problema no se atiende a tiempo.

#13 Displasia cervical

Se trata de cambios anormales en las células de la superficie del cuello uterino. Estas células no son cancerosas en sí, pero pueden desencadenar cáncer si no se les detecta y trata a tiempo.

#14 Sudoración nocturna

Si presentas sudoración por las noches -sin que influya el clima o la ropa con la que duermes-, así como algún trastorno del sueño (en especial insomnio), debes comentárselo a tu médico.

#15 Disminución de la libido

El desequilibrio hormonal puede dar lugar a la reducción del deseo sexual por un periodo prolongado.

Si presento estos síntomas, ¿qué debo hacer?

Ya que las hormonas regulan diversos procesos físicos y psicológicos en nuestro organismo, es importante atender este problema de manera oportuna, para evitar que repercuta en nuestra calidad de vida.

Lo primero es acudir con tu ginecólogo de confianza para realizar las pruebas necesarias en sangre, saliva y orina, esto para saber si tu cuerpo está produciendo progesterona, estrógenos o testosterona en mayor o menor cantidad de lo normal.

Además de seguir el tratamiento indicado por el especialista, es recomendable que disminuyas el consumo de azúcar y le bajes al estrés. Una dieta alta en azúcares y carbohidratos contribuye al aumento de la producción de estrógenos y testosterona, lo que provoca un desequilibrio.

Por su parte, el estrés prolongado puede ocasionar una disminución en los niveles de progesterona y estrógenos, además de empeorar síntomas como el acné, los sofocos, los periodos irregulares y los cambios de humor repentinos.

También te puede interesar: ¿Por qué nos tiembla el ojo? El estrés no es la única causa