Soplar en las manos no funciona: estos son los 5 mitos más comunes sobre el mal aliento

aliento
Shutterstock

¿No mueres de la pena cuando alguien se sincera contigo y te dice que tienes mal aliento? Por mucho que confíes que tu boca huele a rosas, a todos nos huele mal de vez en cuando sin darnos cuenta. 

Aquí te explicamos algunos de los mitos más comunes del mal aliento según dentistas profesionales entrevistados por la BBC. 

#1 Puedes detectar tu mal aliento soplando en tus manos

El problema con este método es que soplar no provoca el mismo tipo de aliento que cuando hablas. Cuando soplas puedes perderte de ciertos olores que se producen en la parte de atrás de tu lengua, que es lo que realmente provoca el mal aliento. 

Los médicos tienen tres métodos para detectar el mal aliento. Pueden olerlo si colocan su nariz a unos 5 centímetros de la boca de un paciente, lo pueden detectar con una cuchara que toque la lengua de un paciente o por hilo dental sin cera que haya tocado los dientes o la saliva del paciente. No todos los que piensan que tienen mal aliento lo tienen.

#2 Si tienes mal aliento probablemente se deba a una enfermedad subyacente

Parte del mal aliento proviene de compuestos volátiles de sulfuro, que son gases con diferentes olores. El sulfuro de hidrógeno es de los peores olores, parecido a huevo podrido. Aún peor es una substancia llamada metil mercaptano, que huele a descompuesto. 

Estas sustancias se provocan por comida y bacterias acumuladas en la parte de atrás de la lengua. Son olores temporales que generalmente se deben a que comes ajo, cebolla, tomas demasiado café o fumas. En la mayoría de los casos también se debe a un problema dental, lo que provoca una halitosis, el conjunto de olores que se emiten por la boca. Es cierto que el mal aliento también puede darse por problemas en ciertas partes del cuerpo como las orejas, nariz, garganta, pulmones o intestinos, pero eso es menos probable. 

#3 El enjuague bucal siempre quita el mal aliento

La solución del mal aliento para muchos es el enjuague bucal. Sus ingredientes sí cubren el olor, pero sólo por un corto tiempo, lo mejor es eliminar las bacterias que contienen antisépticos. Una boca seca puede causar que el mal aliento huela peor. Tomar mucha agua puede ayudar a eliminar el mal olor y los restos de comida en tu boca. Otra alternativa es limpiar tu lengua con limpiador de lengua, solo trata de no presionar muy fuerte porque puedes lastimarte, o usa un cepillo suave para limpiarla.

#4 Nunca hay que tener bacterias en la boca

Todos acumulamos un promedio de 100 a 200 microbios en la boca, no hay forma de eliminarlas completamente. Científicos están tratando de encontrar cómo eliminar bacterias especificas que causan el mal aliento y que generalmente se acumulan en los dientes. Lo mejor es cepillarte con cuidado y usar hilo dental, además de tomar mucha agua, no fumar y tener una dieta balanceada. Si tu preocupación por el mal aliento es mayor, lo mejor es que veas a tu dentista para revisar si no se trata de otro tipo de problema.  

#5 El aceite de coco quita el mal aliento

Con la moda de que el aceite de coco sirve para casi todo, existe el mito de que puede ayudar a eliminar las bacterias de la boca, pero hasta ahora no hay prueba científica. No quita el mal aliento o blanquea los dientes. Lo mejor es usar una pasta de dientes tradicional y cepillarte correctamente.

También te puede interesar: 10 hábitos que crees muy naturales pero pueden dañar seriamente tu salud