mujer

Las hormonas de las plantas que comemos podrían tener muchos efectos en nuestra salud

Greg Brave / Shutterstock

Mientras la ciencia encuentra cada vez más respuestas acerca de la intensa función que cumple la microbiota de nuestros intestinos, nuevas preguntas al respecto van apareciendo, producto justamente de esos mismos descubrimientos.

Se sabe que la famosa flora intestinal afecta de muchas formas a nuestro cuerpo, tanto en lo que respecta a lo físico como a lo emocional, pero lo que no se termina de conocer certeramente es el cómo las hormonas que ingerimos al comer plantas afectan a la composición del microbiota o a las sustancias químicas de nuestros cerebros, afectando de esa forma a nuestras vidas.

Los efectos de las hormonas vegetales en nuestra salud

AYA images / Shutterstock

Muchas personas no lo saben, pero del mismo modo que lo hacen los animales, las plantas producen también hormonas que les permite desarrollarse o sobrevivir en la diversidad de ambientes a los que pueden adaptarse. Las hormonas de las plantas estarían involucradas tanto en su aspecto, como en su capacidad para alcanzar la luz solar o en el momento en el que finalmente dan sus frutos.

Lo interesante del asunto es que las hormonas de estos organismos pueden tener efectos completamente diferentes en el ser humano. La revista IFLScience señala como ejemplo a una hormona conocida como ABA que las plantas desarrollan como respuesta a las épocas de sequía pero que en los seres humanos cumple un rol anti-inflamatorio que además sirve para regular la captación de la glucosa.

La discusión comenzó cuando hace unos días un nuevo estudio fue publicado en la revista Trends in Plant Science en donde investigadores franceses revelaron información acerca de cómo las hormonas vegetales pueden cambiar la vida humana.

¿Se podría usar a las plantas que producen esas hormonas para desarrollar una dieta especial que nos permite tratar enfermedades como la diabetes? La situación puede parecer emocionante en este caso en particular, pero nos invita a preocuparnos al momento de preguntarnos acerca de todas las demás hormonas que ingerimos pero que no conocemos del todo.

La forma en la que las hormonas de las plantas están afectando a nuestra flora intestinal aún es bastante desconocida para la ciencia, habiendo muchas cosas que aún no conocemos acerca de los efectos que generan en nuestro cuerpo aquellos alimentos que ingerimos, aunque esos alimentos sean simplemente plantas o verduras.

Frente a la incertidumbre del tema aparece la opinión de Emilie Chanclud —del Laboratorio Sainsbury del Reino Unido— quien señala que de una u otra forma «hemos evolucionado en un ambiente que incluye plantas y microbios mientras se consumen hormonas vegetales».

Más allá de que no sepamos de dónde vienen las hormonas o la forma en la que nos afecta, es probable que esta co-evolución entre humanos y plantas nos haga desarrollar una forma de «responder a ellas con el tiempo».

Mientras los especialistas señalan que aún falta mucho para investigar sobre el tema de cómo las hormonas de las plantas afectan a nuestros cuerpos, el estudio es interesante en tanto nos propone una «nueva forma de evaluar la nutrición que las frutas, los granos o las verduras le dan a nuestro cuerpo teniendo en cuenta las hormonas que ingerimos al comerlas», en la opinión de Benoît Lacombe, uno de los investigadores que llevó adelante la investigación francesa que dio lugar a este debate.

¿Qué opinas sobre este debate acerca del efecto de las hormonas vegetales en nuestra salud? ¿De qué formas crees que nos pueden estar afectando las hormonas de las plantas?

También te puedo recomendar leer: