mujer

9 errores que cometen incluso las personas más saludables y tú puedes evitar

ensaladas salud 2
PH888/Shutterstock

Dejar de lado la comida chatarra y optar por más frutas y vegetales es una de las premisas par estar saludables más reconocidas. Ahora, ¿qué sucede si ya hicimos este cambio y todavía nuestra salud deja mucho que desear? ¿Qué pasa si aún padecemos problemas digestivos, fatiga o inconvenientes con el funcionamiento de la glándula tiroidea?

Hoy te contamos entonces 9 errores que cometen incluso las personas más saludables y que obstaculizan vivir al máximo su día a día.

1. No consumir los alimentos adecuados

Si bien existen ciertos alimentos más recomendables que otros, no todos funcionan de la misma manera en diferentes organismos. Es decir, un alimento saludable puede ser fantástico para una persona, pero caerle mal a otra. Una forma sencilla de verificar cuáles son los mejores para tu organismo es eliminar algunos de forma gradual para realmente verificar cuáles son los que causan problemas y cuáles resultan beneficiosos.

2. Consumir endulzantes en exceso

Los 4 mejores y 3 peores endulzantes que puedes utilizar 1
Studio-Annika/istock/thinkstock

Ya son reconocidos los efectos negativos que producen los edulcorantes químicos, pero quizás no todos conozcan las consecuencias que pueden generar los endulzantes naturales. Por ejemplo, el néctar de agave se ha puesto de moda porque se considera que tiene un índice glicémico bajo. Lo que no se toma en cuenta es el alto contenido de fructosa procesada. Aunque también posee un índice glicémico bajo, la fructosa se transforma en glucosa, lactato, glucógeno y grasas cuando llega al hígado. Este proceso le agrega un estrés innecesario al hígado y contribuye a la aparición de afecciones como la resistencia a la insulina y enfermedades hepáticas.

Por su parte, el polvo de la estevia contiene aditivos que pueden generar problemas digestivos. En consecuencia, lo mejor siempre será consumir endulzantes naturales con moderación.

3. Preocuparse por la comida

Si bien nadie puede negar la importancia de la alimentación para disfrutar de una vida saludable, tampoco resulta positivo llegar al punto de estresarnos por ella: una porción de estrés diaria de todas formas afectará tu bienestar. En caso de que sientas ansiedad a menudo por la comida, lo mejor es comenzar una práctica de atención plena o mindfulness que te ayude a brindarle serenidad a tu vida cotidiana.

4. No dormir lo suficiente

mujer durmiendo descanso
Nikolaev Mikhail via Shutterstock

Vivimos en una sociedad en la que corremos para completar una actividad tras otra. Además de sufrir las consecuencias de un ritmo alocado, solemos desestimar el valor de un buen descanso. Sin embargo, al obviar estas horas preciosas perjudicamos nuestra salud. No olvides que el cuerpo aprovecha las horas del sueño para reparar los tejidos, producir hormonas, entre otras funciones claves para mantenernos saludables.

Intenta desconectarte de las listas de tareas por cumplir al menos unas horas antes de irte a dormir. Este mecanismo te ayudará a llegar a la cama relajado.

5. Ejercitarse demás

Nadie duda de que el ejercicio es fundamental si queremos estar más saludables. Ejercitarnos ayuda a eliminar la fatiga y recuperar energía, además de mejorar nuestro estado de ánimo y la salud de cada parte de nuestro cuerpo. Sin embargo, cabe aclarar que el organismo precisa un tiempo para recuperarse luego de cumplir con la rutina de ejercicio. Si obviamos este tiempo, lo más probable es que aumente la inflamación en diversas partes del cuerpo (inflamación que afecta nuestro sistema inmune).

Lo ideal es pensar una rutina que nos permita descansar al menos un día, pero este tiempo dependerá siempre de la cantidad de ejercicio que debes realizar y de la intensidad. En cualquier caso, escucha tu cuerpo y ante cualquier duda consulta con tu entrenador o profesor.

6. Eludir la variedad en la alimentación

plato variado comida
Rubencress via Shutterstock

Existen miles de posibilidades a la hora de consumir alimentos y de combinarlos. Procura entonces no limitarte a un solo grupo de comidas que se repiten una y otra vez. Prueba sabores nuevos, descubre los superalimentos, añade especias distintas y rótalos cada tanto. De esta forma, podrás obtener todos los nutrientesque tu organismo precisa y ayudarás a mantener a tu sistema inmunológico en equilibrio.

7. Consumir demasiada proteína

Si bien los alimentos con proteína son necesarios para el buen funcionamiento del organismo, lo cierto es que muchas veces no sabemos reconocer cuando nos hemos excedido. Consumir proteína en exceso puede provocar efectos negativos, de manera que intenta limitar la ingesta a unos 40 a 70 gramos por día; es decir, unos 20 a 30 gramos por comida dependiendo de tu masa corporal.

8. Comer alimentos con niveles altos de lectina

8 razones para comr mas berenjenas 6
mikafotostok/iStock/thinkstock

La lectinaes una proteína que se encuentra en las legumbres, los frutos secos y las semillas. Según el organismo de cada persona, consumir alimentos con niveles altos de lectina puede aumentar la inflamación y evitar el buen desempeño del sistema digestivo. Por otra parte, los pimientos, las berenjenas, las papas y los tomates también poseen lectina y, aunque son saludables, pueden provocar inflamación en algunas personas.

9. Consumir demasiados carbohidratos

Las papas y los boniatos (o batata dulce) contienen niveles altos de carbohidratosque, una vez ingeridos, se convierten rápidamente en glucosa. Si comes demasiado de estos alimentos es probable que aumenten los niveles de azúcar en sangre.

Recuerda, entonces, rotar los vegetales y enfocarte en las verduras de hojas verdes que te ayudarán a mantener en equilibrio los niveles de azúcar y aportarán los nutrientes necesarios para desintoxicar con eficacia tu organismo.