mujer

¿Sentado todo el día? 15 consejos para mantenerte saludable

mujerenoficina
Shutterstock

8 o 9 horas sentados en el trabajo con un mínimo de movimiento entre salas de reuniones. ¿Te resulta familiar esta escena? Pues bien, en realidad, la mayoría de las personas que trabajan en empleos tradicionales con un horario restringido pasan esta cantidad de horas (o más) sentados frente a su computadora.

No hace falta ser un experto en salud para notar que este tipo de hábitos puede ser a corto o largo plazo perjudicial para la salud, tanto física como mental. Una mala postura, el sobrepeso, la fatiga, un sistema inmunológico débil y el estrés son solo algunas de las consecuencias que pueden entonces presentarse.

En este sentido, el ejercicio y la alimentación juegan un papel fundamental. Por eso, hoy te contamos 15 consejos para mantenerte saludable si pasas sentado todo el día.

1. Levántate temprano

Al levantarte unos minutos antes de lo que acostumbras, tendrás un tiempo extra para estirar tu cuerpo, relajarte, desayunar con tranquilidad y hacer algo de ejercicio. De esta forma, comenzarás el día con la mejor de las energías.

2. Activa tu cuerpo antes de salir de casa

fotoinfot/Shutterstock

Puedes optar por el ejercicio que prefieras. No tienes por qué exigirte una rutina de entrenamiento demasiado estricta. Basta con que pongas en movimiento tu cuerpo. Puedes optar por realizar algunas posturas suaves de yoga o hacer algo de pilates.

3. Organiza tu oficina

Aprovecha los minutos libres o el momento al volver del baño para organizar tu oficina. Mueve muebles de lugar, cambia el orden de los objetos decorativos, pero asegúrate de hacerlo parado o agachado. ¡No vale utilizar las rueditas de la silla!

4. Cambia el ascensor por una caminata

Aunque parezca insignificante, subir 2 o 3 pisos por escalera en vez de usar el ascensor puede ser una buena forma de ejercitar tu cuerpo en días de semana.

5. Optimiza tu tiempo de descanso

odias madrugar 5 habitos para ser la mejor version de ti manana de manana5
Andrew Cribb via iStock

Si tienes 1 hora para descansar, utiliza media para almorzar y la otra media para mover tu cuerpo. Puedes estirar piernas y brazos, e incluso dar una caminata corta por una plaza cercana. Este aire fresco y el movimiento del cuerpo le darán un aire fresco a tu jornada laboral.

6. Ve al trabajo a pie

¡O súbete a una bici! Solo intenta evitar los buses y el auto como medio de transporte. En el caso de que vivas muy lejos del trabajo, puedes estacionar el auto o bajarte del bus unas cuadras más lejos, así te regalas una caminata matinal.

7. También a las reuniones

Por supuesto, si la persona con quien buscas contactarte se encuentra en otro país o en un punto demasiado alejado de la ciudad, vas a optar por el teléfono o el mail. Pero quizás se encuentran a pocas cuadras de la oficina. Aprovecha entonces para visitarlos personalmente y mover tu cuerpo.

8. Bebe mucha agua

tomar agua en ayunas
ESB Professional/Shutterstock

Si aún no tienes una botella de agua sobre tu escritorio, procura buscar una. A veces el hecho de tener un dispenser cerca no alcanza para que bebamos suficiente agua durante el día. Así que apronta una botella reutilizable y asegúrate de que esté llena siempre. ¡Y no esperes a estar supersediento para beber agua! Mantente hidratado a lo largo de toda tu jornada.

9. Descansa más

Si tienes un solo descanso oficial al día, intenta crear tus propios «minirrecreos» cada 1 hora. Ve al escritorio de un colega, levántate para ir al baño o recargar agua, o simplemente camina hacia una ventana alejada. Estos descansos cortos son un verdadero respiropara tu mente y, por supuesto, para tu organismo.

10. Planifica tus comidas

Si tienes un momento durante el fin de semana, preparar tus comidas para la semana sería una excelente idea. Ten en cuenta también los snacks que puedes llevar a la oficina, además de la comida principal.

11. Evita la comida de restaurante

que le pasa a tu cuerpo cuando dejas de comer carne8
nata_vkusidey via iStock

Cuando cocinas en tu casa, estás al tanto de cada ingrediente que utilizas. En cambio, si vas a comer a un restaurante o si pides delivery, no tendrás idea de la procedencia de los alimentos y, sobre todo, no podrás notar las cantidades de azúcar o sal con las que fue preparado cada plato. En caso de que te veas en la necesidad de comprar de todos modos, prueba con las ensaladas o aquellas comidas que sabes que contienen ingredientes frescos y sin procesar.

12. Mueve tu cuerpo desde la silla

Puede que no tengas ningún cliente a quien visitar ni ninguna tarea que realizar fuera de tu escritorio. Pues entonces prueba algunos ejercicios deestiramiento allí mismo. Estirar la espalda y los brazos o tocar los dedos de los pies son algunos de los que puedes realizar sin levantarte del asiento.

13. Camina mientras hablas

¿Tienes que llamar a alguien? Toma el teléfono y levántate, camina por la oficina o sal incluso del edificio. Es la excusa perfecta para caminar un poco y poner el cuerpo en marcha.

14. Di amablemente que no

alimentos caloricos saludables2
baibaz/Shutterstock

Con frecuencia suelen ofrecernos galletitas, tortas, muffins o donas, entre otras comidas dulces procesadas cargadas de azúcar y sal refinadas. Responde «No, gracias» y opta en cambio por algunos frutos secos.

15. Toma tés

Si tus colegas son fanáticos del café, tú no tienes por qué serlo. Opta por los tés herbales y prepárate una taza humeante de tu favorito. Los de menta, verbena y manzanilla son deliciosos, y tomarlos será como un mimo para tu organismo.

Este tipo de cambios pueden parecer en principio pequeños, pero con el paso de las semanas verás que coenzarás a sentir una diferencia sustancial. No tienes por qué hacerlos todos. La clave reside en mover el cuerpo lo más que podamos y en cuidar nuestra alimentación.

La paciencia y la constancia serán tus aliados a la hora de concretarlos y sostenerlos en el tiempo. Y tú, ¿qué otras ideas agregarías?