mujer

7 hormonas que impactan en tu salud todos los meses

rituales que todas las amantes del cafe disfrutamos con locura 1
ArthurHidden/iStock

Las mayoría de nosotras pensamos que conocemos bastante de nuestra anatomía, pero resulta ser que cuando experimentamos determinados cambios en el mes enseguida caemos en la salida fácil: es culpa de las benditas hormonas. Somos las primeras en tildar de locas al resto de las mujeres pero primero (y sobre todo) a nosotras mismas.

La buena noticia es que no, no estamos locas. Las mujeres somos cíclicas y en nuestros ciclos se presentan cambios hormonales. Los efectos de las hormonas en nuestro cuerpo muchas veces se ven reflejados en alteraciones de nuestra fertilidad, apetito, menstruación, deseo sexual e incluso nuestro estado mental.

Te invito a que descubramos juntas la función de estas hormonas, su impacto y cómo mantenerlas en equilibrio.

1# Estrógeno

El estradiol es el tipo de hormona esteroide más potente y prepara el útero para la concepción. Los niveles estables de esta hormona impulsan el deseo sexual y ayudan al sistema inmunológico. El estrógeno envía señales de “crecimiento” a las células desde los pechos a los huesos.

Un exceso de estrógeno puede generar problemas de infertilidad, síndrome premenstrual agudo e incluso cáncer de mama. En cambio, la carencia de ella puede desembocar en una osteoporosis.

Estar por debajo del peso adecuado puede obstaculizar la producción de estrógeno; mientras que demasiadas células grasas pueden producir un tipo de estrógeno que, en combinación con el estradiol, genera efectos negativos en el organismo. La clave se encuentra en mantener un peso saludable para cada contextura física.

2# Progesterona

Martin Dimitrov via iStock

Es la responsable de hacer que el embrión se sienta entre algodones. Si la mujer no concibe, los niveles disminuyen drásticamente y la mujer tiene su menstruación. Esta hormona produce un leve efecto sedante que, en algunos casos, puede hacer que la mujer sienta sueño. También puede generar más retención de líquidos, constipación y gases.

Dado que la progesterona es fundamental a la hora de concebir un niño, muchas mujeres que buscan quedar embarazadas intentan subir los niveles de la hormona. Una excelente manera de lograr este cometido es dedicarle al menos 5 minutos al día a la meditación.

3# Testosterona

Esta hormona andrógena no solo se encuentra presente en los hombres, también nosotras contamos con ella. En las mujeres, la testosterona se encarga de manera regular de apoyar dos procesos: la ovulación y la libido o deseo sexual.

Si los niveles de esta hormona aumentan en exceso puede producirse caspa, acné, pelos negros en lugares atípicos y, en algunos casos, obesidad o síndrome de ovario poliquístico. Si, por el contrario, los niveles están demasiado bajos esto puede afectar tu bienestar emocional en general. Si tienes los niveles bajos intenta consumir alimentos ricos en zinc como el hummus y el germen de trigo.

4# Prolactina

amamantar en publico5
Len44ik/shutterstock

Esta hormona se produce en el cerebro y tiene como principales funciones controlar la liberación del óvulo y estimular la producción de leche en las madres. Por ejemplo, aquellas mujeres que han sido madres recientemente observan un aumento en los niveles de esta hormona.

Si bien los niveles altos de prolactina no se dan con frecuencia, aquellas mujeres que tienen un exceso de esta hormona observan que su deseo sexual y la ovulación disminuyen al punto casi de desaparecer. Dormir poco puede hacer que tus niveles de prolactina y cortisol aumenten y en consecuencia te sientas irritable y estresada. Los expertos recomiendan dormir por la noche entre 7 y 8 horas sin interrupción.

5# Cortisol

También conocida como la “hormona del estrés”. En efecto, este tipo de esteroide se libera durante períodos de mucho estrés y puede hacer que sientas ansiedad, dificultad para dormir, depresión y te suba la presión. Incluso, es posible que si se mantienen unos niveles altos de cortisol en sangre la mujer experimente un descenso en su deseo sexual. Al igual que con la prolactina, el sueño es un factor clave para lograr niveles de cortisol adecuados.

Si eres una de las tantas mujeres con niveles altos de cortisol, piensa una rutina de descanso por la noche e incorpora 30 a 60 minutos de ejercicio físico todos los días para que las endorfinas equilibren la depresión y la ansiedad.

6# Gastrina

Todo lo que debes saber sobre los probioticos 6
diamant24/istock/thinkstock

Esta hormona es clave en el proceso de la digestión, ya que es la encargada de avisarle al cuerpo cuándo tiene que liberar ácido gástrico al estómago. Antes de una comida, tus “células G” secretan ácido gástrico a la capa que recubre el estómago y contribuyen en la asimilación del alimento.

Si una mujer tiene deficiencia en los niveles de gastrina su cuerpo no podrá digerir de forma apropiada ni absorber los nutrientes que el cuerpo precisa. Para mantener los niveles de esta hormona en equilibrio es importante consumir alimentos ricos en probióticos.

7# LH y FSH

La hormona FSH es fundamental en el proceso reproductivo. Se produce en una glándula llamada hipófisis ubicada debajo del cerebro, se libera al torrente sanguíneo y actúa a nivel de ovario para estimular el crecimiento y la selección del folículo. Este folículo es el que luego en la ovulación libera el ovocito (futuro óvulo). Por su parte la hormona luteinizante (LH) ayuda en la liberación de este ovocito.

Una mujer con niveles favorables de LSH y LH de seguro también tendrá equilibrados los niveles de progesterona. Si en cambio sus niveles están altos puede tener problemas de memoria, insomnio y acné. En este caso, evita el consumo de alcohol sobre todo si estás buscando quedar embarazada.

En definitiva, mantener nuestro organismo saludable requiere de nuestra atención continua no solo a los síntomas físicos sino a que sepamos cómo funcionan los sistemas dentro de nuestro cuerpo. Las 7 hormonas que hemos visto son esenciales para nuestra salud diaria y, en equilibrio, pueden ayudarte a alcanzar y mantener un bienestar tanto físico como emocional.

Información recomendada: 5 signos de que sufres un desequilibrio hormonal