Los síntomas de una trombosis venosa en las piernas

Consejos para prevenir y curar la trombosis venosa profunda 3
melodija/istock/thinkstock

Muchas mujeres sufren cada día por culpa de las varices. Se trata de patologías que son antiestéticas pero también peligrosas. Nunca debemos subestimar el estado de las varices. Ya sean grandes o pequeñas, es necesario controlarlas y consultar con un médico de forma regular, con el fin de evitar posibles trombosis venosas.

Como todo el mundo sabe, las varices se forman por culpa de una mala circulación sanguínea pero puede ocurrir que a veces la sangre se condense hasta formar coágulos peligrosos.

¿Cuáles son los síntomas que marcan una trombosis venosas?

Hoy vamos a explicar cuáles son los síntomas de una trombosis venosa.

¿Que es una trombosis venosa?

El origen de una trombosis venosa profunda es la presencia de un coágulo de sangre en una vena del cuerpo. Suele ser profunda y se encuentra siempre en lugares de una mala circulación sanguínea, es decir a nivel de las pantorrillas o de los muslos. El mayor riesgo es que éstos trombos puedan extenderse de esta parte de la pierna hasta el flujo sanguíneo del cuerpo para alcanzar, por ejemplo, una arteria pulmonar, bloquear la circulación y ocasionar una embolia pulmonar.

Si es cierto que este problema afecta generalmente a las personas entre 50 y 60 años, las mujeres más jóvenes deben igualmente tener en cuenta este problema serio, dado que todo depende del estado de las varices. Según los médicos, los coágulos o los trombos tendrán más probabilidades de extenderse si se encuentran en la parte más alta de las piernas, es decir los muslos.

De esta forma, los controles frecuentes son importantes y los especialistas consideran que hay que realizar una intervención, y esto no conviene descuidarlo.

Los síntomas de una trombosis venosa en las piernas

En primer lugar, conviene saber que se pueden sufrir dos tipos de trombosis. Una es más superficial y la otra es más severa porque presenta un riesgo más alto. Se debe tener en cuenta los síntomas asociados a cada problema.

Cuales son las causas de la flebitis 1
phototake/istock/thinkstock

Trombosis venosa superficial

Según los médicos, nos daríamos cuenta inmediatamente de este problema a simple vista, porque es muy doloroso. En efecto, podemos constatar que una de las zonas de las varices ha aumentado de volumen y se ha convertido en una especie de cordón bastante duro al tacto y de color azulado.

Se siente un gran dolor alrededor de la zona y una presión prácticamente insoportable al final del día. Debemos tener cuidado con este tipo de trombosis superficial porque, además de ser la primera etapa hacia una trombosis profunda, es frecuente sufrir otro tipo de infecciones o como lo que se conoce con el nombre de flebitis.

Trombosis venosa profunda

Por desgracia, cuando la trombosis superficial se transforma en una trombosis profunda, no solemos darnos cuenta. Por esta razón conviene estar atento a este tipo de sensaciones: una tensión alta en la parte donde se encuentran las varices, que estarían inflamadas con una forma de cordón azulado.

Un calor casi insoportable a nivel de esta zona. Hormigueo que sube por las piernas hasta la ingle. La pierna está dura y rígida cuando la tocamos con la mano. Hay que prestar atención cuando la piel de la pierna se vuelve azulada o muy pálida. Esto quiere decir que la sangre de las arterias llega con mucha dificultad.

Más información: Amelioretasante