mujer

¿Cómo prevenir una tendinitis?

C%C3%B3mo%20se%20cura%20la%20tendinitis%207
Wavebreakmedia Ltd - RF - Thinkstock

Una de las claves para evitar las tendinitis, es tener una musculatura fuerte que proteja el tendón. Esto es particularmente importante si se practican ejercicios de fuerte impacto, que son a la vez agresivos para los huesos y los tendones. Por ejemplo, si se juega al pádel-tenis, es importante trabajar los músculos de los brazos y de las piernas para que los tendones de las articulaciones permanezcan sanos.

Sin embargo, el deporte no es la causa sistemática de la tendinitis. Existen empleos que obligan a realizar movimientos repetitivos a diario, por ejemplo con los dedos a la hora de escribir en un teclado, y que pueden ser la razón de esta enfermedad.

Para evitar las tendinitis, se deben evitar realizar movimientos repetitivos. Si estáis obligados a realizarlos, debéis aprovechar las pausas para hacer ejercicios sencillos con la parte afectada del cuerpo con el fin de reforzar la musculatura de esta zona.

C%C3%B3mo%20se%20cura%20la%20tendinitis%20
Piotr Marcinski - RF - Thinkstock

A veces, la tendinitis no viene únicamente de una inflamación de los tendones, pero esta inflamación es en sí misma el efecto de otras enfermedades tales como la diabetes. En este caso, para evitar las tendinitis, se deben seguir estrictamente las indicaciones del médico para tratar la enfermedad que favorece la aparición de la inflamación.

Si queréis proteger una tendinitis del talón de Aquiles, una de las mejores ideas es utilizar un calzado cómodo y unas plantillas acolchadas, en particular si se realizan trayectos diarios a pie, lo que es una excelente medida para cuidar la salud.

Evitar la sobrecarga muscular, tanto cuando se hace ejercicio como cuando se realiza un trabajo que exige un esfuerzo físico. Esta es la base fundamental para evitar las tendinitis. El tendón se puede inflamar y una parte del cuerpo se ve sometida a una tarea muy difícil, por encima de vuestras posibilidades.

Calentarse antes de hacer ejercicio es otro gesto importante para evitar las tendinitis. No penséis que perdéis el tiempo durante estos pocos minutos que preceden a la actividad favorita, al contrario, calentarse no sólo ayuda a evitar las tendinitis, sino que también es esencial para reducir el riesgo de daños deportivos.

Más información: Sante