3 caldos para desintoxicar el hígado

La cirrosis una enfermedad cronica del higado 1
SomkiatFakmee/istock/thinkstock

Muchos elementos son peligrosos para la salud del hígado, por eso recomendamos realizar de vez en cuando, una cura depurativa que facilite su trabajo diario. Los caldos que hoy proponemos son una excelente solución que se puede poner en práctica de forma regular.

El caldo de alcachofa, manzana y limón

La alcachofa es una de las verduras más reputadas por proteger el hígado, que puede ser consumida integralmente o ser la base de excelentes infusiones. Para prepara el caldo, se puede utilizar la totalidad de la verdura, o sólo las hojas.

El sabor amargo de la alcachofa será neutralizado por la suavidad de la patata. Esta fruta es igualmente un protector de la función hepática, entre otras muchas propiedades.

Para terminar, el limón aportará su toque ácido al caldo, pero también sus increíbles propiedades para digerir las grasas, lo que facilitará el trabajo del hígado.

El caldo de apio, de avena y jengibre

El apio es un gran purificador que mejora el funcionamiento del hígado y de la vesícula biliar, pero igualmente es excelente para los riñones. No puede faltar en ninguna cura depurativa, porque además de sus propiedades beneficiosas, aporta un delicioso sabor a todos los platos.

La avena ofrece consistencia al caldo, y aporta igualmente fibras y propiedades vegetales que ayudan a eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo. Además, este cereal es muy nutritivo y favorece el tránsito intestinal, que debe funcionar de manera óptima para que la cura sea realmente eficaz.

Para terminar, una pizca de jengibre permite facilitar la digestión de las grasas, que complican normalmente el trabajo del hígado.

5 beneficios del apio para tu salud 4
anna1311/istock/thinkstock

El calo de col, nabos y cúrcuma

Todos los tipos de col y de verduras crucíferas (brócoli, coliflor, etc.) permiten estimular las enzimas del hígado, y previenen la aparición de células cancerígenas.

El nabo, que se utiliza de manera tradicional para los caldos, favorece igualmente la digestión de las grasas, lo que lo hace indispensable en toda cura depurativa para limpiar el hígado.

Finalmente, la cúrcuma es un potente anticancerígeno y antiinflamatorio, que permite expulsar la bilis, y por lo tanto descongestionar el hígado.

Más información: Amelioretasante