Mascarilla de carne picada y aceite de oliva y huevo

mascarillas de avena todo tipo de piel 3
RyanKing999/iStock/Thinkstock

Si buscáis una mascarilla rejuvenecedora y eficaz, la mascarilla de carne picada, aceite de oliva y huevo es la ideal. Se trata de una mascarilla antiedad que puede rejuvenecer hasta cinco años en el aspecto de la piel del rostro.

Mascarilla casera rejuvenecedora

Las arrugas nos persiguen a todo. Nadie esta libre de este problema provocado por la edad. Sin embargo, se puede limitar su aparición y ayudar al organismo a conservar su capital de juventud.

Cuando la piel comienza a perder su elasticidad, las arrugas aparecen. Estas pequeñas roturas cutáneas están provocadas por la desaparición progresiva de proteínas llamadas colágeno y elastina. Los radicales libres son sustancias que deterioran los tejidos y las células, también oxidan las proteínas y están en el origen de la aceleración del envejecimiento. La fuente primera de los radicales libres es natural, es la actividad celular que los produce. Pero el organismo los neutraliza gracias a los antioxidantes que le proporcionamos.

El envejecimiento cutáneo es por lo tanto una fatalidad genéticamente programada: el envejecimiento de las células es inevitable. En todo caso, los factores externos juegan un papel preponderante y pueden hacernos envejecer más rápido. Porque la segunda fuente de radicales libres no es natural, está provocada por factores externos que no podemos controlar: las exposiciones repetidas al sol, el tabaquismo, el estrés, la falta de sueño, los malos hábitos alimenticios, la falta de hidratación de la piel…

Frente a esta ola de radicales libres que proceden del exterior, el organismo no está lo suficientemente armado, y no posee bastante antioxidantes para parar los problemas de los radicales libres que deterioran las células y aceleran su envejecimiento.

2 recetas de mascarillas caseras para la cara 1
iStockphoto/Thinkstock

Ofrezcamos a nuestro organismo los antioxidantes necesarios para parar los efectos de los radicales libres. No es posible parar las arrugas, pero podemos limitar su aparición y atenuarlas gracias a pequeñas recetas de mascarillas rejuvenecedoras muy simples de confeccionar.

Mascarilla de carne picada, aceite de oliva y huevo

  • 100 gramos de carne de ternera picada
  • 1 cucharada de café de aceite de oliva
  • 1 clara de huevo

Se mezclan 10 g de carne picada con una cucharada de aceite de oliva. Se añade después 1 clara de huevo bien montada. Una vez que la mezcla está homogénea, se aplica sobre el conjunto del rostro y se deja actuar durante una hora antes de enjuagar abundantemente con agua fría.

Más información: Izimasque