¿Sabías que puedes tener alergia a tu propia transpiración? ¡Esta es la razón!

Tips para controlar el sudor excesivo 1
wavebreakmedia ltd/wavebreak media/thinkstock

Cuando se dice que alguien tiene alergia al ejercicio, no implica que esa persona odie el movimiento, sino que podría estar sufriendo un trastorno de su piel que hace que tenga alergia al sudor. En realidad esta enfermedad existe, aunque es bastante rara y suele confundirse con una mucho más frecuente: la reacción alérgica al calor. Hoy te hablamos de ambas para que sepas distinguirlas y entiendas que le pasa al cuerpo de quien las experimenta.

¿Existe la alergia al sudor?

Consejos para evitar el sudor 1
iStock/Thinkstock

Aunque para muchos médicos la dolencia apenas existe, sí que es cierto que se han dado casos extraños de personas que reaccionan a su sudor. Esto ocurre sobre todo en las zonas por las cuales sudan y existen pliegues. En esos pliegues puede haber bacterias y microorganismos que son los que causan que el propio sudor actúe sobre ellos causando una reacción sobre la piel.

La alergia al sudor no existe en sí misma, pero sí que pueden darse reacciones alérgicas cuando se combina el sudor con algún tipo de organismos que se encuentran en algunas zonas del cuerpo. Las más frecuentes suelen ser detrás de las orejas y las articulaciones.

La alergia al calor

Como controlar los sudores excesivos 1
Stockbyte/Stockbyte/Thinkstock

Una dolencia mucho más habitual es la que se conoce médicamente como urticaria colinérgica. Pese a tener un nombre tan prácticamente impronunciable, lo que ocurre con esta enfermedad es que la persona que la sufre no tolera adecuadamente las altas temperaturas. Es precisamente en ellas en las que el sudor es un aliciente para combatir el exceso de calor y cuando se convierte en una fórmula que no funciona, se produce la reacción alérgica.

Aunque se cree que es alergia al sudor porque se produce un exceso de éste, la persona que tiene esta enfermedad no tiene al sudor como causa, sino como respuesta de su organismo para evitar el calor. Cuando el organismo no logra bajar la temperatura pese a la alta transpiración aparecen rojeces y otros síntomas de una alergia más.

Como ves, la alergia al sudor es una realidad aunque se tiende a confundirla con otra enfermedad relacionada. Ambas tienen tratamiento médico, aunque la mayoría de los pacientes aprenden a vivir con ellas con soluciones tópicas. Además, te invito a seguir investigando este tema con estos tips para controlar el sudor excesivo.

>¡No te pierdas!: Remedios naturales para tratar el sudor en las manos