mujer

No todas las relaciones madre e hija son buenas: psicólogos explican cuándo debes alejarte

alejandra guzman 0
John Parra

La cultura occidental — aunada a diversos factores comunitarios y religiosos— tiende a endiosar las figuras paternas y a la familia en general, concibiéndolas a nivel mental como “impolutas”.

Fases%20del%20rompimiento%20de%20pareja corazon%20roto
Ingram Publishing - RF - Thinkstock

Con frecuencia, esto dificulta abandonar relaciones familiares tóxicas. Y es que en la actualidad, aún está exaltada en demasía la creencia de que “la familia lo es todo”, olvidando que ésta se compone por individuos con sus propias carencias emocionales y vicios conductuales.

Como saber si tus padres fueron toxicos
David Pereiras Villagrá/iStock/Thinkstock

Psicólogos de la talla internacional de Jeffrey Bernstein, siempre ven en su consultorio a pacientes que se sienten culpables por dejar de hablar con tíos, hermanos, primos, o hasta padres que les hicieron daño.

La razón de lo anterior es que todavía se tienden a idealizar las relaciones familiares, como si todos estuviéramos en una sitcom, en donde todos los miembros de nuestro hogar ríen, se quieren y se apoyan incondicionalmente.

que son las relaciones toxicas
Fotos593 via shutterstock

Sin embargo, es completamente válido y necesario para nuestra salud mental, cortar todo tipo de relaciones que nos hagan sentir mal o que percibamos como tóxicas, y créelo o no, eso incluye a nuestros padres y demás familiares.

La psicóloga mexicana Laura Evelia Torres Velásquez, explica que si bien los lazos sanguíneos con nuestros padres son intrínsecos (y generalmente necesarios de sanar con una terapia conjunta) hay situaciones delicadas de abuso o de violencia que no tienen más remedio que salir de allí sin contemplaciones.

pareja mensajes texto relaciones amor
Fizkes vía Shutterstock

En tanto, profesionales acuñados en redes sociales, ejemplifican la situación con el reciente caso de Alejandra Guzmán y Frida Sofía, en donde existen pruebas de la violencia y las negligencias que vivió ésta última; sin embargo, su madre sigue aludiendo únicamente a una “condición mental” en su hija, ello en lugar de escucharla y evaluar todos los agravantes.

En casos en donde las relaciones con los padres se fracturan por problemas que no tengan que ver con violencia o abuso, la reconciliación es posible siempre y cuando todos aprendan a poner límites, y desde luego, a ser portadores de una responsabilidad afectiva ligada al perdón.

padres
Dmytro Zinkevych vía Shutterstock

Es un hecho que hay casos extremos en donde una reconciliación ya no es viable por diversas heridas e historias. Cuesta aceptarlo en la mayoría de los casos, pero romper lazos dañinos es imprescindible aún si se trata de apartar a los padres.

Bernstein, con frecuencia, recomienda tratar en una terapia individual las posibles vejaciones que los padres u otros familiares pudiesen haber dejado en la infancia, esto porque se trata de la etapa en donde todos somos más dependientes del núcleo familiar.

mujer feliz con la tecnica del tapping
Choreograph / iStock

Sacar a los padres (o cualquier familiar) de nuestra vida no es fácil, y aunque por lo general sí es posible sanar la relación, hay situaciones abrumadoras en donde es más fácil “cortar de tajo” para aliviarse.

Debido a la educación tradicionalista, a veces es difícil pensar en esta posibilidad, pero cuanto antes se dejen atrás los tabúes, será más fácil resarcir los daños del pasado y construir mejores relaciones familiares en el futuro.

Ya que estás aquí, quizás ahora te interese pasar a leer lo siguiente relacionado a la salud mental: