mujer

10 lecciones de vida que las abuelitas nos enseñan y nos hacen mejores personas

mama coco 1400x800
Disney Pixar

Las abuelitas son una fuente inagotable de sabiduría, cariño y experiencia. Su conocimiento nos permite asimilar la vida y convertirnos en personas mucho más poderosas y resilientes.

Con la intención de rendirles homenaje y subrayar su importancia en el mundo, recopilamos 10 lecciones de vida que podemos aprender de ellas. Seguramente te sentirás muy identificada/o.

cancelan la tarea un mes para hacer actos bondadosos
Marina Andrejchenko/Shutterstock.com

#1 Humildad: lo más importante

La humildad es una cualidad magnífica; sin embargo, para muchas personas no es una prioridad. Una abuela nos enseña que ser amable y leal puede abrirte la puerta a muchos lugares y acercarte a gente de buen corazón.

Es una lección que todos deberíamos aprender, de esta forma el mundo podría ser un lugar más agradable.

adulto mayor abuelos nietos
Halfpoint vía Shutterstock

#2 Ser diplomáticos

Desafortunadamente, mucha gente piensa que alzar la voz es sinónimo de poder y valentía, pero no es así. No es necesario ser descortés para expresar una opinión.

Las abuelitas, en cambio, nunca levantan la voz (a menos que sea muy necesario). Aunque su tono vocal sea suave y delicado, sus palabras lograban retumbar en los oídos de quienes la escuchan y se quedan en la memoria para siempre.

trucos cuidar flores abuelas
fizkes/shutterstock.

#3 Fluye, no te presiones

Para la mayoría de las abuelas, una persona feliz es aquella que vive en calma y sin presiones.

Sabemos que es inevitable tener problemas; no obstante, manejarlos con una actitud positiva y mostrando una sonrisa puede hacer que sean mucho más llevaderos.

abuela hace jardineria con nieta riegan plantas
Bobex-73 vía iStock

#4 Regala con el corazón

Muchas 'abues' consideran que los regalos hechos a mano son una forma más honesta y amorosa de materializar el cariño que sentía por alguien.

No importa si se trata de una bufanda o un pastel, estos detalles siempre son una muestra de cariño y apoyo, pues son un gesto que sale de su corazón. Awww.

regalo abuela
SeventyFour

#5 Mantén la fe

No hay duda de que las abuelitas son un ejemplo a seguir. Han vivido crisis económicas, problemas familiares, varios corazones rotos y mucho más; aun así, no permiten que las preocupaciones las derrumben y tratan de sobreponerse con madurez e inteligencia.

Gracias a ellas aprendemos que nuestra mente es lo suficientemente capaz para darnos ese empujoncito que todos necesitamos.

ser abuelos inolvidables 1
Wavebreak Media/Thinkstock

#6 Ahorra para el futuro

Las abuelas tienen muchísima experiencia en manejar las finanzas de un hogar. Imagina tener que administrar el presupuesto de una familia conformada por 12 personas, ¡qué odisea!

Aunque el mundo se ponga de cabeza, ellas siempre procuran ahorrar un poco de dinero e invertirlo en algún negocio que pueda generar más ganancias. Saben bien que esto es una forma de asegurar el futuro y dejarle un patrimonio a sus hijos.

118396810
Wavebreak Media/Thinkstock

#7 Disfruta la cotidianidad

No importa si están haciendo algo sencillo como regar su inmensa colección de plantas o tomar un poco de sol en el jardín, ellas mantienen una sonrisa de oreja a oreja. Son la prueba viviente de que hasta la actividad más simple puede ser divertida y relajante.

La lección es: Detente un segundo y respira, la vida (al igual que todo lo demás) puede irse en un abrir y cerrar de ojos. No lo olvides.

abuela carga cuida a bebe
monkeybusinessimages vía iStock

#8 Acepta tus límites

La mayoría de nosotros hemos tenido la suerte de correr a los brazos de nuestra abue cuando nos sentimos frustrados o tristes. Por supuesto, ella hace todo lo posible por tranquilizarnos y recordarnos la importancia de reconocer y respetar nuestros límites.

Una vez que aprendes a hacerlo, es mucho más fácil afrontar la adultez e identificar todo aquello en lo que eres bueno para explotarlo al máximo.

Manualidades por el dia de la madre 2
Comstock/Comstock/Thinkstock

#9 Valora lo que tienes

Si tienes un techo donde vivir, comida en la mesa y tu familia está completa, no necesitas nada más. Bajo esta filosofía, las abuelitas nos enseñan a valorar la vida y cuidar todo aquello que nos rodea.

No tiene nada de malo tener ambición y aspirar a ser una persona exitosa, lo importante es agradecer lo que tenemos y nunca olvidar nuestros orígenes.

abuela nieta
Ollyy vía Shutterstock

#10 La belleza está en los detalles

La comida familiar de los domingos, un desayuno con el amor de tu vida o disfrutar un pasatiempo son detalles que demuestran lo afortunados que somos.

Además, si tu abue ya no está físicamente en este mundo, realizar una actividad que a ella también le gustaba (como tener plantas o cocinar) es algo que mantendrá viva su memoria y te conectará con ella, para recordar sus consejos y reafirmar que está cuidándote desde el cielo.

¿Y tú, qué enseñanza has aprendido de tu abuelita? Cuéntanos en los comentarios.

Pst, pst pensamos que te gustaría leer esto: