mujer

Que te dejen de contestar los mensajes duele igual que un golpe, lo dice la ciencia

habitos que te desmotivan para ir al gimnasio3
Dean Drobot via Shutterstock

Al inicio todo es color de rosa: la conversación fluye increíble, las notificaciones de mensaje hacen vibrar tu celular sin parar y te pasas horas sonriéndole a la pantalla.

No obstante, en el día menos pensado ocurre eso que no querías ni esperabas que pasara: de la nada te deja de contestar. ¡Ouch! ¿En qué momento pasamos de hablar diario al tan temible y doloroso 'visto'?

Mixmike/iStock

El dolor de que te dejen en visto

Podríamos casi asegurar que a nadie le gusta ser ghosteado. Es horrible esa sensación en donde sin ninguna alerta aparente nuestro mensaje cae en el cajón de la indiferencia y no sabemos por qué.

Sin duda entre las primeras sensaciones que nos abruman se destacan la confusión y una gran incertidumbre que puede ir desde preguntarnos si le pasó algo malo y deberíamos preocuparnos por eso, a incluso cuestionarnos nuestro propio valor, sentir que hicimos algo mal y echarnos la culpa.

ghosting mujer preocupada viendo celular vestido brillante
Zinkevych / iStock

En realidad, muchas veces no sabemos cómo reaccionar porque realmente no tenemos idea de por qué nos dejaron en visto pero lo que sí es casi siempre un hecho es que nos sentimos mal.

Sí, el ghosting duele y no, no sólo porque nuestro corazón se rompe, nuestros sentimientos son lastimados y nuestra autoestima se ve afectada, sino porque realmente es como si experimentáramos el dolor de un golpe o un puñetazo. Literalmente nuestro cerebro así lo siente, te explicamos.

salud mental  cerebro  nino
Sasun Bughdaryan/ Shutterstock

Ser ghosteados no solo afecta nuestro autoestima, sino también puede lastimar tanto como el dolor físico. Sabemos que a primera vista recibir una cachetada o pegarte en el dedo chiquito del pie puede parecerte un sufrimiento totalmente diferente al que te dejen en visto por una persona que quieres o sientes cierto afecto.

Sin embargo, investigadores de la Universidad de Michigan confirmaron que este rechazo social que experimentas despierta las mismas regiones del cerebro que se activan cuando sufres dolor físico.

pensamientos dolor depilacion
file404/shutterstock

Si bien, la experiencia emocional es totalmente distinta entre derramar café caliente sobre ti o pegarte en la esquina de la mesa a sentirte rechazado por alguien que quieres o te importa.

Independientemente de cómo sobrelleves un golpe a un "visto", el hecho es que ambos activan la misma zona de tu cerebro que te hace sentir dolor.

dolor de cabeza2
Pavel Ryabushkin/Shutterstock

De hecho, la Dra. Jennice Vilhauer explicó para American Psychological Association que existen pruebas controladas y supervisadas por médicos que confirman que los medicamentos para el dolor físico como el paracetamol tienen un efecto de alivio también en las personas que sufren emocionalmente.

celular de gama alca poco x2 precio bajo
SFIO CRACHO vía Shutterstock

Además de despertar el mismo dolor físico, la Dra. Vilhauer advierte que el ghosting es una crueldad emocional que te deja impotente, te silencia y tristemente sí puede dejar su marca en tu salud mental y emocional.

El ghosting es una táctica interpersonal pasivoagresiva que puede dejar moretones y cicatrices psicológicas.
ghosting mujer sentada triste preocupada celular cerca de ella en el piso
tommaso79 / Shutterstock

A sabiendas del dolor y del impacto que te puede ocasionar ser ghosteado, es importante que no olvides que la decisión inmadura de ya no contestarte los mensajes no debe influir en lo que piensas de ti, en el valor que tienes como persona y en la valía que tienes para ser amado.

La Dra. Vilhauer concluye que aunque es un mensaje grosero y fuerte que evidencia que el otro no comprende, o peor aún, no le importa su comportamiento hacia ti, es la forma más clara en la que te puede dar entender que «no tiene lo que se necesita para tener una relación madura y saludable contigo»

También te puede interesar: