mujer

9 cosas que sólo entenderás si te tocó ser el hermano de en medio

tres hermanos pies ser hermano en medio
Brian A Jackson vía Shutterstock

Crecer con hermanos puede ser algo complicado, pero muy divertido. De acuerdo con los expertos en psicología, la personalidad de alguien puede verse influenciada por su lugar dentro de la familia.

Si a ti te tocó ser el hermano de en medio, probablemente te identificarás con estas 9 situaciones.

serie malcolm el de en medio invitados
Fox

#1 Se te considera como una persona tranquila

Ser el hijo de en medio muchas veces significa ser el mediador de las peleas entre los hermanos. Gracias a eso, adquiriste la virtud de la paciencia. Además, un estudio publicado en The Journal of Human Resources indica que los descendientes intermedios son también los más tranquilos.

shutterstock 634202858
pecaphoto77/shutterstock

#2 A veces eras olvidado por tus papás

Tu posición te hizo acostumbrarte a ver como tus papás lidiaban con la rebeldía de tu hermano mayor y la inmadurez del menor. Tú pocas veces dabas problemas, lo que hacía que tu familia se olvidara de ti en ocasiones.

que tipo de madre seras y cuantos hijos deberias tener segun tu signo 3
Shurkin_son vía Shutterstock

#3 Aprendiste a compartir

Rara vez tuviste la oportunidad de disfrutar de un juguete nuevo o de ropa sin estrenar, pues heredabas las cosas que pertenecieron a tu hermano o hermana mayor. Además, tus padres te obligaban a prestarle tus objetos más preciados a los menores. Ambas cuestiones te enseñaron a compartir sin refutar.

evitar peleas entre hermanos 3
PICADORPICTURES vía Shutterstock

#4 Eres muy independiente

No ser el centro de atención para tus papás ocasionó que aprendieras a ser independiente desde muy corta edad. Además, tuviste un poco más de libertad que tus hermanos.

mujer cocinando contenta
nenetus via Shutterstock

#5 Viviste lo mejor de dos mundos

Antes de que tu hermano pequeño naciera, fuiste el bebé de la familia y te consentían al máximo. Después, pudiste experimentar ser, en parte, el mayor y tener a alguien que siguió tu ejemplo y a quien pudiste enseñarle muchas cosas.

hermana mayor cuidando a bebe
MNStudio vía Shutterstock

#6 Sabes vivir libre de presiones

Las parejas suelen tener más presiones con el hijo mayor, y después, adquieren sabiduría para llevar mejor las labores de crianza. Gracias a eso, creciste libre de presiones y no te agobias si algo no resulta como esperabas.

istock 643379590
g-stockstudio/iStock

#7 La gente a veces te llama por otro nombre

Tus abuelos, tíos e incluso tus papás suelen confundir tu nombre con el de tus hermanos o hermanas. Tú ya te acostumbraste a eso y ya hasta volteas cuando te llaman de otra manera.

problemas de hermanas como resolver
diignat vía Shutterstock

#8 No necesitas ser el centro de atención

Sabes que estar al centro de los reflectores no siempre es importante, ya que eso te enseñó ser el hermano de medio. Por ende, dejas que sean tus acciones las que hablen de ti.

trabajo mexicanos en alemania
G-Stock Studio/Shutterstock

#9 Disfrutas pasar tiempo solo

En ocasiones, tu hermano mayor te consideraba muy joven para pasar tiempo juntos y el pequeño no siempre comprendía tus intereses. En consecuencia, aprendiste a divertirte contigo mismo y hasta la fecha te asegurar de tener momentos que sean sólo para ti.

mujer descansando otono frio tomando cafe
NinaMalyna vía Shutterstock

¿Te identificaste con alguno de los puntos?

Sigue leyendo: