mujer

Esta es la cicatriz de Selena Gómez que nadie ha visto, pero que la ha hecho más fuerte

selena gomez psicologia 2018
Matt Winkelmeyer/Getty Images for InStyle

Selena Gómez finalmente ha dejado atrás su relación con Justin Bieber, luego de años de un noviazgo intermitente y confuso, cada uno ha tomado su propio camino y eso es lo más sano, según la experta en relaciones y salud mental, Dra. Melanie Greenberg

Esta prestigiada psicóloga cuenta con varias publicaciones sobre relaciones tóxicas y en numerosas ocasiones ha hablado sobre el fenómeno cíclico de cortar y regresar. Se trata de una conducta que generalmente destruye a ambas partes y deja sus respectivas secuelas, pero que resulta adictiva.

Aunque por supuesto Greenberg no cita el caso Selena-Justin en su obra, podemos comparar fácilmente la premisa de una relación de este tipo. Cuando Selena y Justin terminaban parecía ser la decisión definitiva, pero al poco tiempo uno de los dos cedía y contactaba al otro, especialmente en situaciones vulnerables (¿recuerdas cuando Justin contactó a Selena luego de su transpalnte de riñón?) Esto es normal según Greenberg:

«Estos noviazgos poseen un patrón agotador y en ningún caso involucra a personas maduras. La raíz del problema es la indecisión y las cualidades exageradas que los involucrados ven entre sí. Es normal que estas cualidades tomen aún más auge si una de las partes pasa por un momento difícil».

Contrario a lo que se piensa, las relaciones intermitentes ocurren todo el tiempo ya que según Greenberg surgen como un escape a la inseguridad que produce la soledad, un sentimiento muy temido por cualquiera.

Por supuesto no fue fácil para Selena ni para cualquier chica que ha tomado la decisión de abandonar una relación tóxica, pero Greenberg suele recomendar algo muy simple:

«Lo primordial es darse un espacio personal: escribir un diario, borrar todo lo que nos recuerde a la ex pareja, salir con los amigos y autopriorizarse al pensar que en la mayoría de los casos, se tienen problemas mayores».

No obstante, Greenberg sostiene que este tipo de relaciones dejan siempre una cicatriz irreparable: el tiempo perdido. A pesar de que eso no representa una "tragedia griega", la experta sostiene que siempre ayuda tomar acciones cuanto antes.

Selena está feliz con sus proyectos y Justin ha encontrado un nuevo amor; se puede decir que al menos ante la opinión pública "se han superado".

Ya que estás aquí: