mujer

La infidelidad es beneficiosa para algunas parejas, según estudio. ¿Eres una de ellas?

istock 845800152
igor_kell/iStock

La infidelidad es la peor traición que puedes sufrir: la persona que se supone que te ama se involucra con alguien más. Para muchos el engaño significa la muerte de la relación, otros pueden reconciliarse y fortalecer el vínculo, pero para algunos puede ser algo completamente distinto: positivo.

Al menos eso es lo que descubrieron David Ley, Justin Lehmiller y Dan Savage, autores de un estudio que sugiere que, para muchas parejas, la infidelidad es algo deseable. Lehmiller encuestó a miles de personas en Estados Unidos y descubrió que el 58 % de los hombres y un tercio de las mujeres entrevistadas habían fantaseado alguna vez con la infidelidad de su pareja. Si es algo tan doloroso, ¿por qué algunas personas sueñan con eso?

Adiós tabués

sexo beijo sexy cama 0117 1400x800
VGstockstudio/Shutterstock

Hay fantasías sexuales más comunes que otras. Algunos fantasean con una noche romántica en la playa y otros prefieren hacer cosas que los más pudorosos no podrían escuchar sin sonrojarse, pero parecía razonable asumir que a nadie le atraería la idea de su pareja teniendo relaciones con alguien más. 

Sin embargo, es bastante más normal de lo que imaginábamos. El fetiche sexual hasta tiene un nombre: «cuckolding» (cornudo, en inglés), y consiste en que una persona (generalmente la mujer) tiene relaciones con alguien más y le cuenta la experiencia a su pareja. «Esta fantasía ha estado presente desde que existe el matrimonio y la sexualidad», explicó Ley en una entrevista con CNN, «pero estamos escuchando más y más acerca de eso estos días, y más personas están rechazando el estigma social en contra de esta fantasía».

Si bien para muchos puede ser difícil de entender, esa tendencia puede ser deseable y erótica para muchas parejas, y hasta puede ser saludable para ellos, según el estudio. «Nuestra investigación reveló que, en su mayor parte, el cuckolding tiende a ser una fantasía positiva», agregó, «no parece ser señal de problemas, de una relación tóxica, o de menosprecio al otro».

Sin embargo, no todos lo que tienen esta fantasía deberían hacerla realidad, según Lehmiller: 

Descubrimos algunos factores de la personalidad que predicen una experiencia más positiva al actuar sobre estas fantasías. Para aquellos que tienen ansiedad en sus relaciones, o problemas con el abandono, las parejas que tienen poca intimidad y comunicación, y los que no son buenos para planificar, actuar en una fantasía consensual que se sale de la monogamia puede ser una experiencia negativa.

Estas fantasías son atractivas porque es una forma de hacer algo que la sociedad considera tabú. Lo prohibido es deseado por muchos, pero el cuckolding no es una infidelidad propiamente dicha porque no existe el engaño, las dos partes están de acuerdo en que el otro se involucre con alguien más. 

La verdadera infidelidad puede ser devastadora y hasta las parejas que parecen más felices pueden caer en ella. Pero también puede ser la sacudida que le falta a una relación estancada para trabajar en los problemas y salvar su relación. Sea como sea, saber que tu pareja estuvo con alguien más no es algo que a nadie le guste enfrentar, solo a los que fantasean con eso.