mujer

5 ocasiones en las que es completamente justificable hacer ghosting

ghosting millennials 2
Mixmike/iStock

«Ghostear» significa literalmente hacerse fantasma, hacer «puff» y desaparecer en una nube de humo. Y si estás en el mundo de las citas, sabes exactamente cómo se siente.

Pensaste que tenías una conexión con esa persona y te pasas esperando que te escriba, pero nada. Se siente tan feo cuando te dejan en visto y nunca más sabes nada de ellos que te dan ganas de ir a su casa, sacudirlo y gritarle «¿es que no significó nada? ¡Yo también tengo sentimientos!»

Empiezas a fantasear que capaz se lo comió un tiburón o tuvo un accidente y quedó con amnesia, pero en el fondo sabemos lo que de verdad pasó: simplemente no quiere hablarte más. Duele, pero la vida es así, nadie está obligado a seguir en contacto contigo.

Tengo amigas simpáticas, hermosas y educadas que siguen hablando con personas que no les sirven o que ni siquiera les caen bien porque «hay que ser buena». Yo me opongo a ese tipo de actitud, hay ciertas ocasiones en las que es necesario ponerse firme y hacer como Beyoncé.

giphy 8 4
Parkwood/Giphy

Aunque sabemos que es feo, hay ocasiones en las que ghostear a otra persona es más que justificable.

1. Te falta el respeto

Si sales con alguien que se burla o hace comentarios un poco groseros sobre ti lo primero que te conviene hacer es decirle en la cara que ese comportamiento te molesta.

Si lo entiende y te pide perdón, bien. Si no te escucha y sigue diciéndote cosas que te molestan o te faltan el respeto no vale la pena desperdiciar tu tiempo.

2. No hay feeling

giphy 6 1
A Band Apart/Giphy

Muchos siguen hablando con personas con las que no tienen ninguna afinidad solo porque es ser «educado».

Si empiezas a hablar con una persona nueva y descubres que no tienen nada en común y no quieres seguir haciéndolo, ¿para qué molestarte? No pierdas tu tiempo y tomen distancia discretamente.

3. Va demasiado rápido

Conectan y empiezan a hablar todos los días. Se animan a salir, pero al poco tiempo ya te están hablando de matrimonio. ¿Qué haces? ¿Empiezas a preparar la boda o huyes despavorido?

Yo escapé como si mi vida dependiera de eso después que me presentara a sus padres a dos semanas de conocerlo. Créeme, antes de que llegue a ese punto, trata de identificar si puede ser una de esas personas que va a 100 por hora cuando tú, en realidad, quieres tomarlo como un paseo por el parque.

4. Descubres su lado oscuro

giphy 8 5
Netflix/Giphy

Si descubres que esa persona tiene reputación de ser un mujeriego serial o que tiene hijos escondidos ¿qué haces?

Si esas cosas no te molestan, bien por ti, pero si te hacen sentir incómodo ya sabes lo que debes hacer: corta la comunicación.

5. Te usa

Siempre hay una de estas personas por la vuelta. Esos hombres y mujeres que andan revoloteando por la vida como moscas sedientas de sexo y nada más.

De nuevo, si eso es lo que tú quieres, aprovecha y disfruta de no tener ningún compromiso. Pero si quieres algo más y notas que a esa persona no le interesa nada de tu personalidad y solo quiere diversión déjalo ir, no necesitas ese tipo de dramas en tu vida.