mujer

¿Tener un amor platónico puede hacernos mal emocionalmente?

cosas confundimos con amor 1
tetmc/iStock/Thinkstock

Casi todos alguna vez tuvimos un amor platónico...ese amor inalcanzable que no creíamos real pero que significaba todo para nosotros en ese momento. A muchas personas les cuesta diferenciar el amor real del verdadero. Esto me llevó a preguntarme si el amor platónico es algo positivo o no, ¡ven que te cuento!

Enamorarse de una idea

El amor platónico, en definitiva, es amar a alguien que no es real, que no existe o que puede ser inalcanzable. 

Cuando nos enamoramos de alguien inalcanzable, no lo amamos por lo que es, sino por la idea que nosotros tenemos de esa persona. Esto nos mantiene en un estado perpetuo de congoja y de inseguridad que las personas que no están pasando por esto no entenderían nunca. 

Los humanos en general siempre esperamos y creemos lo mejor de las otras personas, por eso cuando nos enamoramos, el enamoramiento entra en su etapa más crítica, pues rechazamos de plano cualquier defecto que nuestro amor platónico pueda tener y solo vemos lo bueno. Por si no te diste cuenta, esto deshumaniza a las personas. Nadie es perfecto y endiosar a un mortal tan normal como nosotros es algo negativo. 

Un ejemplo de esto puede darse en aquellas personas que se enamoran de alguien que no las valora, que las desprecia y que sin embargo siguen dejando volver una y otra vez, desechan esa parte negativa y solo dejan lo positivo (o lo que ellas creen que es positivo).

¿Puede este tipo de amor ser saludable? La respuesta es obvia: no.

mujer desesperada 4
Cloverway International

Del «amor» a la obsesión

Si hablamos del amor platónico tradicional, el que todos en algún momento sentimos (por una maestra, un profesor, el vecino de la otra calle o algún cantante o actor famoso), es saludable y es parte del crecimiento cuando nuestros gustos se van afianzando.

Eso si, lo que no es saludable es que nuestro amor platónico cambie de cariz y se transforme en una obsesión que puede llevarnos a cometer ciertos actos que pueden llevarnos al arrepentimiento.

Mientras se trate de un amor platónicopuro e inocente, no tienes por qué temerle. Muchas veces confundimos la admiración con amor y, pensándolo bien, tienen mucho de parecidos.