explora

Serena Williams venció una doble discriminación y nos invita a luchar contra el estigma

serena williams 0 0
Getty Images

«Cómo las mujeres negras pueden terminar con la brecha salarial»: así tituló Serena Williams su columna de opinión en Fortune. Pero va más allá de las mujeres y de los afrodescendientes. La tenista invita a unirse como sociedad y terminar los estigmas: los de género, los de sexo y los de raza. Los estigmas son construcciones de la sociedad, pero ella misma puede derribarlos, solo hace falta trabajar en conjunto.

La brecha salarial

View this post on Instagram

@vanityfair

A post shared by Serena Williams (@serenawilliams) on

Una y otra vez hablamos de la brecha salarial entre hombres y mujeres, pero… ¿qué pasa cuando una persona se debe enfrentar a una doble discriminación? Según Williams, «por cada dólar que un hombre gana, las mujeres negras ganan 63 centavos». Además agregó que estas mujeres «deben trabajar ocho meses más para poder ganar lo mismo» que los hombres afrodescendientes.

Según la columna publicada en Fortune, estas mujeres ganan un 17 % menos que las mujeres blancas y, además, un 63 % menos que los hombres.

Pero no hay que bajar los brazos. Y ese es el mensaje más importante que Serena quiere dejar: «Juntos vamos a cambiar la historia. Pero vamos a tener que luchar por cada centavo»..

La doble discriminación que venció

View this post on Instagram

Poster in background....

A post shared by Serena Williams (@serenawilliams) on

«Me dijeron que no podía lograr mis sueños porque era mujer y, además, afrodescendiente. En cada etapa de mi vida he tenido que aprender a defenderme. He sido tratada injustamente, los colegas hombres me han ignorado y, además, he sido objeto de comentarios racistas dentro y fuera de la cancha. Afortunadamente, estoy bendecida por un impulso interno y por mis familiares y mis amigos que me animan a seguir adelante. Pero estas injusticias todavía duelen».

Serena Williams explica que tiene un «éxito financiero más allá de lo que imaginé», pero en esta ocasión no escribe por y para ella «no se trata de mí. Es sobre las otras 24 millones de mujeres negras que viven en América. Si yo no hubiera tomado una raqueta de tenis, sería una de ellas».

«Los ciclos de pobreza, discriminación y sexismo son mucho, mucho más difíciles de vencer que un récord de títulos de Grand Slam», agrega la tenista. Pero no está todo perdido, hay que trabajar. Por eso, Serena William nos invita a todos, «a todos los hombres y las mujeres de todas las razas y religiones a darnos de cuenta que esto es una injusticia. Y una injusticia individual es, también, una injusticia grupal».  

Debemos reconocer estos estigmas e injusticias. Ese es el primer paso para cambiar, según la tenista. Por último, invita a las mujeres afrodescendientes a actuar, a solicitar ese cambio: «Tienes que creen en ti misma cuando nadie más lo hace».