explora

7 extrañas formas de cazar de la antigüedad que siguen utilizándose

Que herramientas usaban los antepasados de America para cazar animales grandes
AdrianHillman/iStock/Thinkstock

Ingeniosas formas de cazar el alimento, algunas diabólicamente simples.

1. Cleptoparasitismo

Karel Gallas/Shutterstock

Para los que no conocen el término, es robar la comida que otro animal ha capturado. Durante siglos, los pastores africanos de la etnia mbororo han robado las piezas cazadas por leones y otros felinos. La práctica ha crecido tanto en Camerún, Uganda y Tanzania que ya es señalada como una de las amenazas para las poblacionesde leones.

2. Cosquilleo

Es una técnica europea muy vieja para capturar truchas sin ningún arte de pesca. El pescador seacuesta boca abajo en una corriente poco profunda y maniobra el vientre para aquietar al pez. Una vez que la trucha está bajo control, el pescador la aprieta por la cabeza, la toma con una de las manos y la lanza fuera del agua. El guitarrista de jazz Django Reinhardt era un experto.

3. Fuego

200309056 001
Photodisc/Digital Vision/Thinkstock

Los aborígenes australianos del pueblo Martu consiguen el 40 % de sus calorías comiendo lagartosgoannas. Para sacar a los reptiles de sus cuevas, colocan pasto seco en la entrada y lo incendian. El humo obliga a los animales a salir, momento en el que son cazados. La práctica también es utilizada en América desde antes de la llegada de los europeos.

4. Perros contra ratas

Algunas simpáticas mascotas de la actualidad fueron utilizadas originalmente para cazar ratas. Durante la espantosa proliferación de roedores que vivió la ciudad de Londres en el siglo XIX, los terriers y los hurones fueron los encargados de hacer el trabajo sucio. Nueva York está utilizando terriers Jack Russell y perros salchichas entrenados para controlar las poblaciones de ratas. La práctica tiene adversarios, pero igualmente los tiene el envenenamiento.

5. La olla del pulpo

animales que tienen mas de un corazon
Olga Visavi via Shutterstock

El pulpo es uno de los animales más inteligentes de la naturaleza, pero tiene su punto débil. Se deja cazar fácilmente con una olla en la que no hay ni siquiera un cebo. Solo hay que poner el recipiente anclado en el fondo del mar. El pulpo cree que es una madriguera y se mete en ella. Ni siquiera intenta salir cuando el pescador va a retirarla.

6. El palo pegajoso

Javier Morago Cruz/Shutterstock

Los cazadores furtivos de Chipre están diezmando las poblaciones de algunas aves. Utilizan una práctica para cazar currucas, un manjar en la isla, consistente en cubrir palos con una goma muy pegajosa. Los pájaros se paran en los palos y quedan pegados. La captura accidental de otras especies es considerable, y ya algunas están al borde de la extinción en Chipre.

7. Los pisotones

Los escoceses utilizan una técnica asombrosamente simple para capturar platijas, un pez plano parecido al lenguado al que le gusta cazar cangrejos en los estuarios poco profundos. Los pescadores caminan por el suelo fangoso. Cuando sienten una platija debajo del pie le dan un fuerte pisotón y terminan la faena con un palo.