explora

El final feliz de Bután: el lugar que venció al coronavirus con la bondad de su rey

butan 5
Khanthachai C/shutterstock

Bután es considerado como el "país más feliz del mundo" ante numerosas instituciones internacionales. Esto debido a que en vez de priorizar las medidas del Producto Interno Bruto (PIB), se concentra en medir el bienestar psicológico de la población, todo gracias al Índice Nacional de Felicidad o Felicidad Nacional Bruta (FNB)

Pero sin importar la felicidad de sus 800 mil habitantes, el país se vio amenazado por el coronavirus (COVID-19), especialmente porque colinda con China, donde se dio el primer brote de la enfermedad.

butan 6
Mark Dozier/shutterstock

Aún así, Bután optó por un enfoque diferente a la hora de tratar el coronavirus.

Para empezar, este país es tan pequeño y con tan pocas instalaciones médicas, que un brote "regular" de COVID-19 hubiera sido catastrófico y hubiera colapsado por completo su sistema de salud.

butan 1
SantiPhotoSS/shutterstock

Por ello, el rey de Bután, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck, decidió tomar de manera anticipada todas las medidas necesarias para cuidar a su población.

El seguimiento a la pandemia fue tal, que incluso se podría decir que el rey "cuidó personalmente" el primer caso de coronavirus que se dio en su territorio.

rey de butan jigme khesar namgyel wangchuck
Getty Images

Todo comenzó el pasado 5 de marzo, cuando se detectó el primer caso de coronavirus en Bután. Se trataba de Bert Hewitt, un turista estadounidense que había llegado al país con su esposa y fue internado por un problema gastrointestinal.

Inmediatamente, el rey de Bután ordenó que se cuidara al turista. El propio monarca, se aseguró de que todas las personas que habían entrado en contacto él, se pusieran en cuarentena.

butan 3
Kateryna Mashkevych/shutterstock

En total, se rastrearon a 73 contactos directos, 255 indirectos y 600 más que trabajaban en el crucero que tomaron Bert y su esposa para llegar a Bután.

No sólo eso, el mismo rey le envió al turista enfermo una colcha y dos pijamas de seda azul para que utilizara en su estancia en el hospital.

butan 2
mbrand85/shutterstock

El país entero (de tradición budista) escuchó en las noticias sobre el primer enfermo de coronavirus en Bután, así que “rezó por Bert”. Al menos así lo aseguró el ministro de Salud del reino, Dechen Wangmo.

Muchos butaneses, sin conocer al enfermo, le mandaron cartas y flores al hospital en el que se le trató.

butan 4
mbrand85/shutterstock

Sin embargo, a los pocos días Bert empeoró al punto de que se le tuvo que intubar. Entonces, su familia en Maryland pidió ayuda al gobierno de Estados Unidos para repatriar y trasladar al paciente.

Después de estar 10 días intubado, Bert pudo despertar. Tras varios días de recuperación, finalmente se recuperó por completo.

lugares y costumbres de butan 4
Wouter Tolenaars/iStock/Thinkstock

Vale la pena señalar que la esposa de Bert, fue la única de los contactos rastreados que dio positivo al coronavirus. Todas las demás personas que convivieron con la pareja, no se contagiaron. Tanto Bert como su esposa ya están sanos.

Debido a medidas rigurosas y anticipadas, hoy día Bután no ha registrado ninguna muerte por coronavirus ¡Además sólo ha habido 21 casos de contagio!

Estas otras noticias sobre el coronavirus en el mundo, te pueden interesar