Hvaldimir, la beluga que va por la pelota, escapó del ejército ruso antes de hacerse viral

Instagram

Animalitos e internet son una combinación ganadora, pero más aun cuando el animal en cuestión hace algo que no tendría que estar haciendo de forma natural.

Tal fue el caso de Hvaldimir, una beluga que se hizo viral tras jugar con una pelota de rugby a principios de noviembre. Este video nos muestra a la ballena jugando con un hombre al borde de un bote que le lanza la pelota y la beluga va por ella y se la regresa casi como si hubiera sido entrenada para ello.

«No es gran cosa; solo un chico jugando a "buscar " con ballenas beluga ? ...»

El video fue tomado en aguas noruegas, pero en un principio se pensó que ambos se encontraban en la Antártida (aunque las belugas solo pueden vivir en los mares árticos), y rápidamente se convirtió en un fenómeno alrededor de todo el mundo.

Una vez que el video se hizo viral, la comunidad de periodistas y científicos comenzaron a vincular la peculiar hazaña con una beluga conocida como Hvaldimir, pues ya había sido captada en video realizando un juego similar.

Instagram

Tras el impacto viral de la ballena juguetona, los más curiosos se percataron que Hvaldimir era la misma ballena que llevaba un arnés en el cuello en el que se podía leer “Equipo de San Petersburgo” a principios de 2019.

Con la leyenda del arnés, se desarrolló una teoría de un escape: Hvaldimir podría haber sido una ballena "espía" de la marina rusa que logró escapar de su cautiverio y sus entrenadores.De hecho, su nombre combina la palabra en noruego para ballena (hval) y Vladimir, sí, por Putin, el presidente ruso.

Pueden ser teorías todavía, pero los expertos concuerdan que la ballena fue adiestrada previamente, lo que explica la facilidad con la que la ballena entró en contacto con las personas en todos los videos virales.

Con el fin de mantener a la beluga lo más sana posible, el Norwegian Orca Survey autorizó un plan de alimentación para Hvaldimir, aunque (evidentemente) no es una orca: de acuerdo a los biólogos del instituto, presentaba síntomas de desnutrición que ponían en peligro su vida.

«El objetivo final y la esperanza era que Hvaldimir pudiera cazar y permanecer en la naturaleza sin ninguna interacción humana», declaró la organización.

Sobre la supuesta historia de una beluga como espía del gobierno ruso, Viktor Baranets, un coronel ruso retirado aseguró que su país nunca tendría prácticas como ésta… y no precisamente se refiere a utilizar animales.

Instagram

«Si estuviéramos usando este animal para espiar, ¿realmente crees que adjuntaríamos un número de teléfono móvil con el mensaje 'por favor llame a este número'?», declaró para la BBC Baranets.

La Norwegian Orca Survey instó a cualquiera que se encuentre con Hvaldimir a “respetar su espacio”, pues el objetivo es que la beluga se reincorpore a la naturaleza y no que se haga amiga de los humanos.

Instagram

También te puede interesar: