No basta con dejar los popotes: 7 alternativas para ya no utilizar bolsas de plástico

7 formas de reutilizar las bolsas de plastico 5
maljalen/iStock/Thinkstock

Se estima que en 2020 se superarán los 500 millones de toneladas anuales de producción total de plástico, un aumento del 900% a comparación de 1980, de acuerdo con datos de Green Peace.

Además de tardarse décadas en degradarse, las bolsas de plástico de un solo uso desprenden miles de microplásticos que pueden afectar no sólo al planeta, también al organismo humano. Es momento de emprender acciones individuales que puedan crear resultados para un bien común.

bolsas de plastico
Emilija Miljkovic vía Shutterstock

Dejar el plástico puede llegar a ser complicado por su practicidad y comodidad, pero no es imposible. Si aún no sabes cómo dejar de usar las bolsas de este material, aquí te damos algunas alternativas para despedirte de ellas de una buena vez.

#1 Carrito para el mandado

¿Recuerdas a tu abuelita con su carrito de metal, que usaba para comprar su despensa? Es momento de recurrir a esos hábitos y dejar de transportar todo en bolsas de plástico.

Aprovecha que actualmente puedes encontrar carritos de metal o de tela, grandes o chicos, dependiendo tus necesidades. Además de que estarás haciendo algo bueno por el planeta, ayudarás a tu cuerpo a no cargar cosas pesadas.

carrito de tela
modustollens/Shutterstock

#2 Tote bags o bolsas de tela

¿Quién no tiene arrinconada alguna bolsa de tela? Si buscas por tu casa, seguro encontrarás más de una. Estas bolsas ecológicas serán tu gran aliado para decirle adiós a las de plástico.

Para convertirlo en costumbre, trata de llevar siempre una contigo, ya sea en tu cajuela o en tu bolsa de mano, pues nunca sabes cuándo la podrás necesitar. Hay de muchos colores, diseños y estampados, además son ligeras y resistentes, ideales para un domingo de tianguis.

bolsa de tela
Ira Shpiller/Shutterstock

#3 Bolsas de malla o crochet

Trata de armar un kit que incluya bolsas de red. Hay de varios tamaños y son ideales para guardar frutas y verduras de todo tipo. Olvídate de las bolsas chiquitas de plástico y mejor opta por esta alternativa.

bolsa de malla
chris_tina/Shutterstock

No tendrás que estar batallando para guardar tus compras, las puedes dejar en el refrigerador y seguirán conservando su frescura por más tiempo, gracias al material con el que están hechas.

#4 Cajas de cartón

El uso de las cajas de cartón ya se está implementando en los supermercados, pues diversos productos llegan en éstas y se usan como alternativas para empacar las compras de los clientes.

Si un día olvidas tus bolsas de tela, no pasa nada, una caja de cartón será la opción. Después puedes reutilizarla para guardar tus adornos navideños, empacar herramientas o decorarla junto con tus hijos, la imaginación y creatividad no tienen límites.

caja de carton verdura
Philipp Gurov/Shutterstock

#5 Usa tus tuppers

De nada sirve tener la colección de tuppers arrumbados en la cocina, si no los va a utilizar. Llévalos al supermercado cuando compres pollo, carne o jamón. Indica a la persona que te atenderá que no quieres ni unicel ni plástico, que mejor ponga los productos en tus recipientes.

Serán igual de funcionales cuando vayas a alguna tienda de productos a granel. Puedes llevar tus envases de plástico o de vidrio de distintos tamaños, para que te agreguen almendras, nueces, arroz, frijoles o dulces. Adapta los tuppers a tu estilo de vida.

sobras tupper ensalada
Rawpixel Ltd/istock

#6 No te olvides del capazo

El capazo es un estilo de bolsa, generalmente hecha de hojas secas de palma entretejidas. Este tipo de cesta es ideal para sustituir a las bolsas de plástico, por su resistencia y durabilidad.

Según datos de Green Peace, las bolsas de capazo tiene una vida útil de más de 20 años, por lo que su impacto en el medio ambiente es casi nulo. No sólo le puedes dar utilidad para guardar tus compras, también puedes usarla para poner desechos.

bolsa carpazo
Africa Studio/shutterstock

#7 Mochilas de poliéster

Las mochilas o bolsas de poliéster son una de las alternativas más cómodas para reemplazar las bolsas comunes de plástico.

Lleva contigo este tipo de mochilas para hacer tus compras en el supermercado o el centro comercial. Pide que no te guarden tu ropa o accesorios en plástico y opta por usar tu bolsa de poliéster. Además de prácticas, son fáciles de limpiar por el tipo de tela de la que está hecha.

mochila de poliester
GO DESIGN/Shutterstock

Estas alternativas te ayudarán a no usar bolsas de plástico y ser más consciente de los efectos negativos que traen al medio ambiente.

¿Qué otra idea conoces para sustituir las bolsas de plástico?

Esto te puede interesar: