explora

13 secretos escondidos en la Catedral de Notre-Dame que tal vez nunca más veamos

catedral notre dame paris 0419 1400x1086
Nikonaft/Shutterstock

Uno de los principales puntos turísticos de París, la Catedral de Notre-Dame, fue alcanzada por un enorme incendio en la tarde del 15 de abril.

Además de la belleza arquitectónica de estilo gótico que atrae a unos 14 millones de visitantes al año, el edificio fue escenario de diversas historias y guarda muchísimos secretos que pocos conocen.

Los secretos ocultos de la Catedral de Notre-Dame

#1 El Jorobado de Notre-Dame

Un documento perteneciente al museo Tate Modern, en Londres, reveló que uno de los escultores contratados para restaurar parte de la catedral, cerca del 1820, era un solitario jorobado. La novela de Victor Hugo fue escrita en el mismo período ¿Coincidencia?

La estatua del arquitecto

La revolución francesa hizo que Notre-Dame quedara devastada y en el olvido, pero el arquitecto Viollet-le-Duc vio un gran potencial en el edificio y decidió comenzar la restauración.

Fue a partir de ahí que la catedral recuperó su esplendor. Durante la restauración se agregaron algunos apóstoles y, años después, se descubrió que uno de ellos era el propio Le-Duc, observando su creación.

La corona de Cristo

La corona de espinas de Cristo está en una de las capillas de Notre-Dame. La historia relata que fue comprada por el rey Luis IX y llevada hasta la catedral en 1239.

Coronación de Napoleón

Uno de los acontecimientos más importantes ocurridos en Notre-Dame fue la coronación del Emperador Napoleón Bonaparte en diciembre de 1804. Fue allí también que Juana de Arco fue beatificada en 1909.

El vampiro de la catedral

catedral notre dame 04 19 1400 800 0
Shutterstock

Además de colocar una estatua de sí mismo en la catedral, Viollet-le-Duc agregó quimeras y gárgolas, siendo la más famosa, la Estigia, figura similar a la de un vampiro en la mitología romana.

Gallo en la flecha

galo notre dame 04 19 1400 800
Shutterstock

Una de las características más representativas de la catedral era la flecha que se derrumbó con el incendio y contaba con más de 90 metros de altura.

En su punta, se postraba un gallo, símbolo de los países galos, una reliquia que representaba la unión de Francia, Bélgica e Italia.

Mucha madera

Las coberturas de los enormes arcos del complejo se realizaron con más de mil 300 maderas de castaños, lo equivalente a 24 hectáreas de bosque.

Campana con nombre

La gran campana de Notre-Dame se llama Emmanuel. Pesa alrededor de 13 toneladas, fue restaurada en el siglo XVII y se encontraba en el punto más alto de la catedral y fue otra parte de la iglesia que se derrumbó de manera dramática.

Ritual con asnos

Puede ser difícil de imaginar, pero en la Edad media se realizaba un ritual con asnos dentro de la catedral. Cada 26 de diciembre, un hombre disfrazado de obispo montaba un asno y cabalgaba dentro de Notre-Dame, mientras que otras personas también disfrazadas bailaban a su lado.

Plaza de Notre-Dame

praca notre dame 04 19 1400 1800
Shutterstock

La famosa plaza de Notre-Dame que se encuentra frente a la catedral, no existió hasta la llegada del emperador Napoleón III, quien autorizó demoler numerosas casas y edificios que obstaculizaban la vista de la construcción.

Abejas en la sacristía

En 2013, un apicultor donó una colmena a la catedral, para demostrar gratitud, los administradores decidieron colocarla en el tejado de la sacristía, donde las abejas vivían y eran muy bien cuidadas, pero con el fuego, es muy probable que resultaran afectadas.

Marco cero

marco zero notre dame 04 19 1400 800
Shutterstock

En el centro de la plaza principal de Notre-Dame hay un círculo dibujado en el suelo que asimila a una brújula. En él, es posible leer: "punto cero de las rutas de Francia", lo que indica que de ahí se comienzan a contabilizar las distancias del país, similar al marco cero de la Plaza da Sé en São Paulo.

Más "cerca de Dios"

La arquitectura gótica caracterizada por sus largos arcos puntiagudos era un elemento usado para que los cristianos estuvieran más cerca de Dios y a eso se debía la altura de la catedral. Notre-Dame tenía unos 35 metros de altura.

Sin embargo, Notre-Dame no era la catedral gótica más alta del mundo, estaba en tercer lugar, detrás de una iglesia en Alemania y de la catedral de la Sé, en São Paulo.

¿Quieres saber más de lo ocurrido en la catedral de Notre-Dame?

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Christiane Gonçalves.