¿Por qué es tan grave el incendio de la catedral de Notre Dame?

notre dame catedral papa benedicto xvi 12 septiembre 2008
Julien Hekimian/Getty Images

Así como la Torre Eiffel, la catedral de Notre Dame es uno de los emblemas de Francia. Ahora el 15 de abril de 2019 será recordado como un día oscuro en la historia de la iglesia. En la tarde del lunes, el edificio comenzó a incendiarse y el fuego se extendió con una rapidez incontrolable. Las imágenes de su techo y agujas colapsando dejaron en estado de shock a locales y a la comunidad internacional.

BBC reportó que aún se desconocen las causas que originaron la catástrofe, pero se piensa que está relacionado con las obras de renovación dentro de la iglesia. Un vocero de la catedral le expresó al medio inglés que «no quedará nada».

View this post on Instagram

Il neige ! #snow

A post shared by Cathédrale Notre-Dame de Paris (@notredamedeparis) on

Tampoco se sabe todavía si hay heridos, pero la pérdida de Notre Dame es evidente y parece que su desapareción se acerca a la inminencia. Este suceso dejará una profunda huella en París y en el mundo, debido al significado simbólico del edificio en la historia del mundo.

El fin de un icono arquitectónico

View this post on Instagram

Ambiance matinale Morning ambiance

A post shared by Cathédrale Notre-Dame de Paris (@notredamedeparis) on

La Enciclopedia Británica define a la catedral de Notre Dame como la más famosa representante del estilo gótico entre todas las iglesias levantadas durante la Edad Media. Esta fue construida sobre dos templos dedicados al dios Júpiter, por lo que podría ser considerada como un ejemplo de la evangelización europea.

La primera piedra fue colocada por el Papa Alexander III en 1163 y la estructura principal se completó en 1250. Pero tomó otros 100 años agregar el resto de anexos y detalles para embellecerla. Los enormes vitrales de Notre Dame aún contaban con los mismos vidrios colocados en el siglo XIII.

View this post on Instagram

Sans trucage... #nophotoshop

A post shared by Cathédrale Notre-Dame de Paris (@notredamedeparis) on

Fue durante el siglo XIX cuando la catedral tuvo que someterse a una restauración mayor debido a los daños sufridos a través de miles de años (también fue cuando se agrego su aguja representativa). Durante la Revolución Francesa, Napoleón la salvó de su posible destrucción; mientras que en la Segunda Guerra Mundial fue blanco de bombardeos, pero los efectos del fuego no se convirtieron en una amenaza como la de ahora.

La UNESCO señala que una de las características más valiosas de esta iglesia era su integridad, ya que había logrado conservar su arquitectura y funciones tanto religiosas como culturales a lo largo del tiempo. Las restauraciones fueron cuidadosas para preservar su legado y longevidad, ya que la construcción se encontraba en un estado de preocupante fragilidad.

View this post on Instagram

Vue d’en haut

A post shared by Cathédrale Notre-Dame de Paris (@notredamedeparis) on

Además de ser una joya arquitectónica por sí misma, Notre Dame es el hogar de piezas de arte invaluables. Por ello los servicios de emergencia se han enfocado en salvar la mayor cantidad de obras resguardadas dentro del edificio. Las pérdidas materiales, simbólicas y del patrimonio cultural serán incalculables e irreemplazables.

Te invitamos a leer: