explora

Eva no nació de la costilla de Adán, un experto en teología explica por qué

adan eva pintura ucrania
docent/Shutterstock.com

Seas una persona religiosa o no, la Biblia guarda muchos misterios interesantes en un sentido cultural. Este libro es considerado como uno de los más influyentes, al haber sido el primero en replicarse en la imprenta de Gutenberg. De hecho cuenta con el récord Guinness del libro más vendido y se ha adaptado en 349 idiomas diferentes. Y hablando de traducciones, hay expertos que opinan que la historia de Adán y Eva que todos conocemos tiene un error.

Es en el libro de Génesis donde se explica desde la ideología cristiana cómo sucedió el origen del universo. En el capítulo 2, versículos 21 y 22, las escrituras explican cómo la mujer fue creada a partir del hombre:

«Entonces Dios el Señor hizo que el hombre cayera en un sueño profundo y, mientras este dormía, le sacó una costilla y le cerró la herida. De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre».

8 locuras de Dios en el Antiguo Testamento que debes conocer 4
Cima da Conegliano (1460–1518)/Wikimedia Commons

Ziony Zevit es experto el literatura bíblica e imparte clases en la Universidad Judía Americana. Él es parte de un grupo de expertos que afirman que las narraciones de este texto tienen desaciertos en su traducción. Zevit, en específico, propone que el hueso utilizado en este fragmento no fue de la costilla de Adán, sino de su pene.

En un artículo publicado por la Sociedad de Arqueología Bíblica, el profesor indicó que el termino hebreo que se interpretó como "costilla" es "tsela". Esta palabra aparece otras 40 veces en la Biblia, pero sólo en ese versículo de Génesis fue adaptada como "costilla". Esto provocó que Zevit sospechara de una equivocación.

Ziony explica que en el resto de ocasiones "tsela" se emplea para referirse a un objeto al costado de un edificio, altar o arca. En general, habla de algo que se aleja del centro y que es lateral a la estructura principal. Las costillas no entrarían en esta descripción, porque éstas se desprenden de la columna y no se encuentran frente a ella.

Hay varias partes del cuerpo que podrían cumplir con dichas características, como las manos o los pies. Pero Ziony Zevit cree que la opción más viable sería el pene. Los hombres —a diferencia de otros animales— no poseen un hueso en su miembro genital. Y justo por ello el experto piensa que esta es la interpretación correcta: así la Biblia explicaría por qué los varones humanos no tienen un hueso en el pene.

Te recomendamos: