explora

Aún faltan 200 años para que los hombres dejen de ganar 20% más que las mujeres

shutterstock 341195735
Thomas Andreas/Shutterstock

La brecha salarial de género es uno de los principales reclamos en las marchas de mujeres de todo el mundo. Si bien a medida que pasa el tiempo, en materia de derechos económicos y laborales femeninos hubo avances, el Informe Global sobre la Brecha de Género 2018, producido por el Foro Económico Mundial estima que la brecha global de género tardará más de 200 años en cerrarse.

¿Qué es la brecha salarial?

shutterstock 647176360
guruXOX/Shutterstock

Cuando hacemos mención a la brecha salarial, nos referimos a la desigualdad de los salarios en función del género. Se mide como la diferencia entre las remuneraciones promedio de los hombres y las de las mujeres, como porcentaje de los ingresos de los hombres.

El informe, publicado en diciembre de 2018, brinda datos de 149 países en los que analiza la situación de paridad en cuatro sectores: educación, salud, política y equidad laboral. Allí, destaca que las proyecciones para el empoderamiento económico, desde los salarios hasta el control financiero sobre los activos, es de 202 años.

te estan pagando bien 1
Pinkypills/istock

Las mujeres ganan 20% menos que los hombres

De acuerdo al Informe Mundial sobre Salarios 2018/2019 elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) -un organismo especializado de las Naciones Unidas que se ocupa de los asuntos relativos al trabajo y las relaciones laborales-, las mujeres representan el 40% de la fuerza laboral global (alrededor de 1.300 millones de mujeres), pero tienen peores condiciones laborales, más precarización, empleo inestable y siguen percibiendo un salario 20% inferior al de los hombres.

Factores como el nivel educativo, las calificaciones, la experiencia laboral, la categoría ocupacional y las horas trabajadas inciden en esta brecha. Sin embargo, OIT señala que, en numerosos países, las mujeres tienen un nivel de educación más alto que el de los hombres, pero perciben salarios inferiores «aun cuando trabajen en las mismas categorías profesionales».

Maternidad: un factor que incide en la brecha salarial

embarazo foto ecografia
Natalia Deriabina/shutterstock

El mismo informe elaborado por OIT muestra que las mujeres con hijos generalmente perciben salarios inferiores a los de las mujeres que no tienen hijos. Esto se encuentra relacionado con múltiples factores, como las interrupciones en la carrera profesional, la reducción del horario de trabajo, trabajos que permiten conciliar la vida profesional y la familiar con salarios más bajos o decisiones estereotipadas sobre los ascensos a nivel empresa.

Por este motivo, el organismo considera que una distribución más equitativa de las responsabilidades familiares entre hombres y mujeres, en muchos casos, permitiría que las mujeres tomasen decisiones profesionales diferentes.

El trabajo no remunerado agranda la brecha salarial

5 trucos caseros para limpiar la cal de los artefactos del bano 2
edenwithin/iStock/Thinkstock

El estudio antes mencionado producido por el Foro Económico Mundial destaca cómo las mujeres tienen aún más tendencia a realizar actividades no remuneradas.

«Entre los 29 países para los que se dispone de datos, las mujeres dedican, en promedio, el doble de tiempo al trabajo doméstico y otras actividades no remuneradas que los hombres», señala el informe.

El acceso a la educación también interfiere la brecha salarial

consejos para continuar con los estudios 2
Hanson Ng / Design Pics/Valueline/Thinkstock

De los 149 países que forman parte del análisis del Foro Económico Mundial, 44 mostraron una tasa de analfabetismo femenino superior al 20%.

El informe señala que, en promedio, el 65% de las niñas y el 66% de los niños se han matriculado en la educación secundaria a nivel mundial, pero la proporción para la universidad o la educación terciaria se reduce al 39% de las niñas y al 34% de los niños.

El foro cree que la brecha de género en la educación global podría erradicarse en 14 años.

Jacob Lund/Shutterstock

La brecha salarial constituye un grave obstáculo para el desarrollo de todas las mujeres en el mundo, motivo por el cual, no se trata solo de reclamar un salario que se equipare al de los hombres, sino también exigir igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades.

Sigue leyendo: