explora

6 mujeres que lucharon para hacer posible el mundo como lo conocemos

girl power feminismo mujeres ilustracion
venimo/Shutterstock.com

Ahora no lo notamos, pero el mundo ha cambiado de manera radical en cuestión de siglos, décadas e incluso años. A pesar de que aún nos falta un camino por recorrer (limpiar y pavimentar), no debemos olvidar los esfuerzos de las mujeres que nos permitieron desenvolvernos en el mundo como lo conocemos en la actualidad.

#1 Escribir libros

mujer leyendo un libro ilustracion
studiostoks vía Shutterstock

Autoras de renombre, como Emily Brontë y sus hermanas, recurrieron a nombres falsos durante el inicio de sus carreras literarias. Utilizaron apodos masculinos para no revelar que eran mujeres y que su trabajo fuera ignorado por los prejuicios de la época.

Christine de Pizan se enfrentó a ese problema ¡en pleno siglo XIV! Durante el medievo, Christine fue considerada como la primera escritora profesional en Europa. Es decir, que el dinero que recibía sólo gracias a sus textos era suficiente para pagar sus gastos. Además, desde aquel entonces ella se dedicó a denunciar la misoginia y la discriminación.

#2 Usar pantalones

mujeres pantalones jeans ilustracion
tynyuk/Shutterstock.com

Suena ridículo que el sexo femenino tuviera que luchar incluso para vestir pantalones, pero la historia no miente. Durante 1920 usar esta prenda era considerada como un acto de rebeldía. Los pantalones eran vistos como una manifestación del poder masculino; por ello la psiquiatra y feminista Madeleine Pelletier los usaba, para representar que hombres y mujeres eran iguales.

Durante el siglo XIX, por ejemplo, era ilegal que una fémina luciera pantalones en Francia. Además de Madeleine, la conductora de autos de carreras Violette Morris también los escogía para aparecer ante la prensa durante sus competencias.

#3 Decidir sobre tu maternidad

mujeres embarazadas ilustracion
filip robert/Shutterstock.com

Marie Stopes fue una mujer inglesa que, al reconocer que ignoraba mucho sobre sexo (a pesar de haber estado casada), decidió enfocarse en educar a las mujeres en temas de sexualidad.

Antes dedicada a la paleobotánica, la ahora activista por los derechos de la mujer fundó la primera clínica de anticoncepción en Reino Unido. Con ella, se encargó de dar información acerca de cómo evitar embarazos no deseados, así como exponer las ventajas de tener hijos deseados y sanos.

#4 Votar

mujeres votar republicanos democratas ilustracion
Michele Paccione/Shutterstock.com

El movimiento sufragista tuvo representantes en todos los países del mundo, pero el primero en sentar precedente fue Nueva Zelanda. El 19 de septiembre de 1893 se publicó la ley que le permitía a las mujeres votar en las elecciones parlamentarias. Esto se logró gracias al trabajo de Kate Sheppard y sus compañeras, quienes no desistieron en su lucha.

Ahora Kate es el rostro del billete de 10 dólares en su nación y una mujer ha ocupado en algún momento todos los cargos constitucionales más importantes del territorio.

En Latinoamérica, quienes siguieron sus pasos fueron: Elvia Carrillo Puerto en México, Eva Duarte de Perón en Argentina, Elena Caffarena en Chile y Paulina Luisi en Uruguay. Eso sólo por dar algunos nombres en la misión de asegurar que las mujeres participen en la democracia de sus países.

#5 Practicar deporte

mujer mayor abuela mar oceano surf
Helen Stebakov/Shutterstock.com

Como el resto de esta lista, estos logros se fueron posibles gracias al trabajo colectivo. Pero en la reivindicación de las mujeres dentro del deporte, la tenista Charlotte Cooper guarda un lugar especial. Ella fue la primera mujer en ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

1990 fue el año en el cual el sexo femenino participó por primera vez en la justa deportiva. A los 37 años, se convirtió en la competidora de mayor edad en ganar el torneo de Wimbledon. Esposa, madre y con un estilo enfocado a la ofensiva, Charlotte es un icono dentro del tenis y en la historia del empoderamiento del mal llamado "sexo débil".

#6 Ir a la universidad

mujer graduacion estudios universidad
rogistok/Shutterstock.com

En este apartado tenemos a dos figuras a quienes agradecerles por razones distintas: Bettisia Gozzadini y Fatima al-Fihri. Bettisia es una de las primeras mujeres de las cuales se tiene registro que terminaron una carrera. Ella se graduó en 1237 como abogada en la Universidad de Bolonia. También se cree que fue la primera en impartir clases en nivel superior.

Fatima, por su parte, fundó la primera universidad en el mundo. La Universidad de al-Qarawiyyin en Marruecos fue establecida en el año 859 y es reconocida por la UNESCO como la pionera en este tipo de instituciones. Fatima invirtió la fortuna heredada por su padre en este proyecto; y ella también estudió entre sus muros.

Te recomendamos: