explora

«Evitar mujeres a toda costa» es la regla de las oficinas de Wall Street por miedo al #MeToo

9 formas diferentes de pensar en el dinero que tienen las personas exitosas6
stu99 via iStock

En octubre de 2017, el hashtag #MeToo(#YoTambién) se apoderó de las redes sociales de todo el mundo, bajo el cual millones de personas, incluyendo celebridades, contaron situaciones de acoso y abuso sexual que vivieron.

La campaña que se creó para darle voz y poder a quienes sufrieron cualquier tipo de abuso sexual, se convirtió en un importante movimiento que lucha por la igualdad y busca llevar a reflexionar a todas las personas para ponerle un fin a la violencia de género. Sin embargo, los hombres de negocios de Wall Street hicieron una lectura sumamente equivocada sobre el #MeToo que ya tiene consecuencias.

Nueva estrategia #MeToo en Wall Street

En Wall Street, los hombres están adoptando estrategias en concordancia con la era #MeToo pero que, en realidad, están perjudicando a las mujeres.

wall street 2
Spencer Platt/Getty Images

De acuerdo al medio especializado en finanzas y negocios Bloomberg que realizó entrevistas con más de 30 ejecutivos, muchos hombres están «asustados» por el #MeToo y realizan controvertidas conductas que llevan casi a evitar por completo a las mujeres.

Estas medidas incluyen, por ejemplo, no cenar con compañeras, evitar sentarse junto a ellas en vuelos, reservar habitaciones de hotel en diferentes pisos y no realizar reuniones individuales.

Incluso el medio publica que Mike Pence, el vicepresidente de Estados Unidos, dijo que evita comer solo con cualquier mujer que no sea su esposa, llevando a que se produzca un efecto contagio de evitar a las mujeres, llamado «Efecto Pence».

mike pence 0
Gino Santa Maria/shutterstock

Esto no beneficia a las mujeres: las perjudica

Si bien gracias al #Metoo muchos hombres intentaron cambiar su comportamiento frente a las mujeres en el ámbito laboral, la estrategia que están adoptando en Wall Street para evitar el abuso de género, cae en la discriminación de género, y pone en riesgo que este club de elite, sea (aún) más masculino.

Cargos ejercidos por mujeres en Wall Stret

En la actualidad, el 85% de los cargos ejecutivos en finanzas están ocupados por hombres, al igual que el 74% de los gerenciales y el 54% de los profesionales. Solo como personal general las mujeres son más que los hombres en Wall Street, en un 67% de los empleos.

wall street 3
Spencer Platt/Getty Images

A raíz del predominio masculino en los principales puestos de trabajo en Wall Street, una de las principales consecuencias para las mujeres es la pérdida de mentores masculinos que puedan ayudarlas en su carrera.

Lisa Kaufman, directora ejecutiva de LaSalle Securities, explicó a Bloomberg:

«No hay suficientes mujeres en puestos de alto nivel para traer a la próxima generación por sí mismas. El avance generalmente requiere que alguien de nivel superior conozca su trabajo, le brinde oportunidades y esté dispuesto a defenderlo dentro de la firma. Es difícil que una relación así se desarrolle si la persona mayor no está dispuesta a pasar tiempo con una persona más joven».

wall street 1
Drew Angerer/Getty Images

El acoso sexual no es cordialidad

Según la Organización Internacional del Trabajo, el acoso sexual es «el comportamiento en función del sexo, de carácter desagradable y ofensivo para la persona que lo sufre». Dado en un contexto laboral, el acoso atenta contra los derechos de las trabajadoras, constituyendo un problema de salud y seguridad, como así también generando una inaceptable situación de trabajo.

Existe una estrecha relación entre el acoso sexual y el trabajo. Según la Organización Internacional del Trabajo, es allí donde se manifiestan las relaciones de poder:

«Las mujeres están más expuestas a ser víctimas del acoso sexual precisamente porque se encuentran en posiciones de menos poder, más vulnerables e inseguras, a veces tienen más baja autoestima y menor confianza en ellas mismas. Pero también pueden ser objeto de acoso cuando se las percibe como competidoras por el poder. Por tanto, el acoso sexual afecta a mujeres en todos los niveles jerárquicos y tipos de trabajo»

wall street trabajo profesionales
Rawpixel.com/ Shutterstock

De ese modo, existen tres tipos de comportamientos, según la misma organización: el físico -a través de tocamientos-, el verbal -con comentarios sobre el aspecto, la orientación sexual- y el no verbal -mediante gestos y silbidos-. Confundir estas maneras de comportarse con la cordialidad contribuye a naturalizar situaciones de violencia y discriminación de género.

Es hora de que todos los hombres entiendan que tratar de manera cordial a las mujeres, no es motivo para ser denunciados por acoso/abuso sexual. Por ello, dejamos algunos ejemplos de acoso que lejos están del buen trato con una compañera de trabajo:

  • «Qué sexy te queda esa falda, me gustas mucho»
  • «Mira cómo estás vestida, me estás provocando»
  • «¿Tenemos una reunión en privado en mi habitación?»
  • «Solo fue una palmada, no exageres»
  • «Para recibir un ascenso tienes que tener relaciones conmigo»
  • «Ahora entiendo por qué llegaste lejos, te encanta provocar»
  • «Te hago unos masajes así te relajas y después seguimos, ¿dale?»
  • ¿Por qué no me das un beso antes de empezar a trabajar?
  • Menos mal que eres linda, sino ya te hubiese echado
  • «Eres muy histérica. Necesitas tener relaciones»
wavebreakmedia/Shutterstock

Sigue leyendo: