explora

El futuro llegó y ya podemos volar en una motocicleta al estilo de Star Wars

Seguro que tú, como el resto del mundo, te quedaste a la espera de los increíbles automóviles voladores que estarían en el cielo para el 2016, tal y como lo vaticinó Back to the Future II. Bueno, no te decepciones. Quizá no puedas volar en el Uber de turno, pero podrías hacerlo si eres un aguerrido motociclista.

Muy parecida a las bicicletas de Star Wars, el video nos muestra una motocicleta voladora en desarrollo que ya queremos tener. Y si lo tuyo es andar en el agua, viste cómo funciona una moto de nieve en ella. ¿Te quedaste con ganas de saber más sobre el proyecto aéreo? Te lo contamos a continuación.

Volando con la moto

motocicleta voladora star wars
Disney / Difusión

El diseño es de Aerofex, una compañía norteamericana que tiene más de una década trabajando en la Aero-X Hoverbike. Se trata de una moto voladora que emula a los drones, aunque a larga escala: ¡dos personas pueden andar en ella!

La motocicleta es capaz de levantarse a 3,7 metros de altura, se mueve hasta a 72 kilómetros por hora y vuela durante hora y media. Este es el resultado de pruebas y mejoras de un modelo original concebido en 2012 que podía subir hasta 4,5 metros, pero solo se movía a 48 km/h.

Las motocicletas voladoras de Star Wars se han hecho realidad2
Aerofex Corp. Copyright © 2014.

Inicialmente, la moto estaba pensada solo para organismos militares, pero las reglas han cambiado. En 2017, podías reservar tu propia motocicleta voladora en la web de la empresa. Eso sí, necesitabas contar con 5 mil dólares y saber que debías pagar unos 80 mil extra.

Aunque se esperaba que saliera al mercado ese mismo año, no fue posible. Y es que en la empresa se niegan a empezar a comercializar una moto que todavía no esté en perfecto estado. ¡Comprensible!

Mientras tanto, en otras latitudes como Rusia y China se desarrollan sus propias motos voladoras, cada una diferente, pero con la misma esencia. Resta ver cuál de ellas funciona primero. Vayan comprando su chaqueta de cuero, porque la rebeldía se lleva aunque la moto tenga «alas».

Y si se mueve como los drones: