explora

Pez aterrador de las profundidades se aparea con un «parásito sexual». Mira el video

peces
Bourbon-88/Shutterstock

Los Lophiiformes son probablemente la especie más aterradora de las profundidades marinas. Son unos peces de dientes temibles que simplemente no nos gustaría encontrarnos en el agua. Como viven tan lejos, hay muy pocas imágenes de ellos en video. Esta es una de las oportunidades de verlo con su pareja en acción y es realmente fascinante.

El extraño video fue capturado por la Fundación Rebikoff-Niggeler y muestra a un espécimen femenino a 792 metros de profundidad en el Atlántico Norte. Si nos fijamos detenidamente, vemos que de su panza cuelga el macho, como una especie de «parásito sexual».

¿Qué es lo que estamos viendo?

El maravilloso video muestra a un Caulophryne jordani y se puede ver la bioluminiscencia a su alrededor, una de las características más fascinantes de este pez. Los museos de historia natural tienen 14 especímenes femeninos, pero nunca se había visto un macho vivo. Debido a que están en profundidades donde los ambientes son difíciles de soportar, solamente hay tres grabaciones de ellos.

La parte de su cuerpo con brillo llamado esca solo está presente en las hembras y les permite pescar. Los machos son mucho más pequeños que ellas y una vez las encuentran se unen fusionando sus sistemas circulatorios y tejidos. A cambio de los nutrientes de la hembra el pez pierde sus ojos, dientes y órganos. Se convierte solo en un banco de esperma para la reproducción, cuando la hembra esté lista.

Otros aprendizajes

peces 2
Neil Bromhall/Shutterstock

El video también sirve para aprender otras cosas de ellos, dado que no pueden sobrevivir en un laboratorio donde el cambio de presión y condiciones ambientales los mataría. Por ejemplo, se ve que los filamentos funcionan de forma independiente y que cuando un animal los toca, la hembra está pronta para comer a la presa entera con su enorme boca y dientes.

Está claro que todavía hay mucho por aprender de estos aterradores peces de las profundidades. Los Lophiiformes siguen siendo fascinantes pero bastante intimidantes a la vista.