¿El príncipe Carlos realmente odió su escuela? Qué tan realista es el retrato de The Crown

Es el heredero al trono británico y su vida transcurrió preparándose para el día en que será rey. El príncipe Carlos de Inglaterra fue el primer miembro de la familia real en acudir a la escuela con la idea de socializar con sus pares, pero su experiencia no fue del todo buena, según vimos en la segunda temporada de The Crown.

El Príncipe de Gales asistió al internado escocés Gordonstoun School, un lugar donde, al parecer, no la pasó nada bien y así lo vimos en pantalla. Sin embargo, no se trata de ficción ya que el mismo Carlos dejó saber más de una vez que sus años allí no fueron para nada agradables.

¿El príncipe Carlos odiaba la Gordonstoun School?

Carlos fue el primer miembro de la familia real en asistir a la escuela con otros niños de su edad. Si bien en sus primeros años tenía una institutriz en casa, en primaria se educó en el colegio Cheam, donde se mostró como un niño tímido, no muy bueno en deportes ni en relacionarse con sus pares.

La reina Isabel II quería que su hijo hiciera sus estudios secundarios en el tradicional Colegio Eton. No obstante, su marido, el príncipe Felipe, insistió en que Carlos acudiera a su alma mater, el internado escocés Gordonstoun School, famoso por la dureza y fuerte disciplina física y académica que ejercía sobre sus pupilos.

Carlos, que apenas tenía 13 años, no tuvo un buen comienzo en Gordonstoun. Además de estar acostumbrado a la comodidad del palacio y no al rigor de este internado, fue víctima de bullying y jamás logró adaptarse al riguroso régimen de ejercicio físico al que se somete a cada alumno.

Durante sus años en el internado escocés, rara vez recibió la visita de sus padres, incluso cuando caía enfermo. Al estar en Escocia no le era fácil ir a casa durante los fines de semana, por lo que buscó refugio en amigos de la familia que vivían cerca.

En palabras del mismo Carlos, su tiempo en Gordonstoun fue un «absoluto infierno», no por nada pasó un año como estudiante de intercambio en Australia. Tras retornar a su escuela, se mostró más maduro y confiado en sí mismo.

Si bien el actual príncipe de Gales habló mal sobre la Gordonstoun School, en algunas entrevistas y discursos señaló que sus primeras versiones eran exageradas y guarda cariño por su colegio. Su hermana Ana envió a sus hijos al mismo internado escocés, pero Carlos se encargó de que William y Harry asistiesen a Eton.

Todo sugiere que el Príncipe Carlos tuvo una mala experiencia en la Gordonstoun School, aunque no tan desastrosa como hemos visto en The Crown. Quizá nunca sepamos la verdad, pero esos duros años formativos tuvieron su impacto en la vida del heredero al trono británico.

Video destacado

Artículos recomendados