explora

La verdadera historia del Monopoly que nunca conociste

monopoly
Ekaterina_Minaeva/Shutterstock

La historia del Monopoly que conocemos es la siguiente: un hombre pobre crea un juego que se hace muy popular, una compañía lo compra y él se hace inmensamente rico. Excepto que en realidad no es tan así como lo cuentan. ¿Te interesa conocer la verdadera historia de la creación del Monopoly?

En el fondo del asunto hay una mujer llamada Lizzie Maggie. La escritora y artista trabajaba en el repositorio del correo de Washington D.C. Además de todo era inventora, y patentó algunas otras cosas antes de registrar un juego de mesa al que llamó Landlord’s Game. El tablero tenía una cárcel, un parque público y los jugadores debían recorrerlo comprando terrenos y pagando la renta.

¿Cuál era el propósito del juego?

shutterstock 600943145
NcikName/Shutterstock

Las reglas estaban separadas en «monopolistas» y «antimonopolistas» y la creación del juego en sí mismo tuvo un propósito diferente al que conocemos. Maggie quería demostrar que estaba mal acumular riquezas quitando dinero a otros. Era en realidad un juego para enseñar sobre los monopolios y lo que estaba mal sobre ellos, la acumulación de capital y los ricos y pobres.

Con las reglas de «prosperidad» o sea, antimonopolistas, los jugadores eran beneficiados cuando otra persona adquiría una propiedad. El juego lo ganaban todos cuando quien comenzaba con menos dinero lograba duplicarlo. Las reglas «monopolistas» establecen lo contrario, terminando el juego cuando el ganador lleva a la bancarrota a sus oponentes. Estas últimas son las reglas que perduraron y son las que hoy conocemos.

Sin embargo, aunque la patente de Maggie ya existía, se vendieron pocos de forma legal y otras versiones caseras comenzaron a circular por Estados Unidos. Una de ellas fue tomada por Charles Darrow, el supuesto creador, quien le agregó ilustraciones y un nuevo diseño y lo vendió a Parker Brothers en 1935. Maggie vendió la patente a la misma compañía en el mismo año, una vez se conoció el verdadero origen, pero Parker Brothers prefirió dar a conocer solamente a Darrow como inventor.

La avaricia reinante

c11crktxgaet 9g
Hasbro/‏@UPROXX/Twitter

Maggie quería enseñar que la avaricia no era un buen camino y que siempre hay personas que salen perdiendo. Con la venta de las patentes y la popularidad del juego pasó a significar totalmente lo contrario. Los jugadores celebran cuando alguien se queda sin dinero o no puede comprar propiedades.

Si te interesa conocer más sobre esta verdadera historia, la periodista Mary Pilon escribió un libro titulado The Monopolists donde explora la vida de Lizzie Maggie. La investigación le llevó cinco años donde revisó cada paso de la inventora para conocer más sobre el famoso juego.

Aunque hoy en día se sabe sobre la existencia de su creadora, está claro que no se le da crédito por el invento. De hecho, mientras otros se enriquecieron con el juego, ella no obtuvo las ganancias. Finalmente, la enseñanza que quiso transmitir quedó perdida en el tiempo.