Los secretos milenarios de esta antigua momia egipcia comenzaron a revelarse

NorthwesternU / vía: YouTube

¿Qué secretos esconde esta momia de casi 2000 años? Frente a dicha incógnita, varios especialistas de la Universidad de Northwestern comenzaron a estudiar a la momia, para lo que formaron equipo con varios estudiantes. Y, a través de una técnica novedosa, han encontrado nueva e interesante información. 

La niña de los 2000 años 

Los resultados sobre la momia indicaron que se trataba de una niña fallecida a la edad de 5 años, hace 1900 años. La momia en cuestión es una de las extrañas 100 momias del mundo que cuentan con un retrato de la persona que llevan dentro. Había sido encontrada hace más de 100 años en Hawara, una zona de excavaciones en Egipto. 

La niña, señalan, debe de haber contado con un estatus relativamente bueno dentro de la aldea. Como señalan los investigadores, su entierro fue bastante suntuoso, tal como lo sugiere la presencia del retrato.

Taco Terpstra —profesor de historia, de Northwestern— indica que, en esos tiempos, casi la mitad de los niños fallecían antes de cumplir 10 años. 

La técnica novedosa

NorthwesternU / vía: YouTube

Hasta ahora, se había estudiado a la momia desde fuera. Pero, esta novedosa técnica, les permite mirar hacia adentro, aunque no con demasiada claridad. Se trata de una especie de tomografía computarizada.

La idea era realizar en la momia un escaneo. Y fue a través de ese escaneo que encontraron rocas o materiales sólidos en su interior, más específicamente en su estómago y en su cráneo. 

Frente a ello, nacen determinadas teorías: la primera dice que el material en el estómago es una especie de piedra envuelta, aunque no se sabe con certeza. Por el lado del material en el cráneo, se habla de alquitrán solidificado, debido a que no presenta señales de cristalinidad. 

NorthwesternU / vía: YouTube

La momia de esta niña se ha convertido ahora en la primera en ser estudiada con rayos X de sincrotrón, una especie de acelerador de partículas.

La idea de la técnica es enviar esos rayos hacia la parte de abajo de la estructura para poder ver qué es lo que hay debajo de la superficie. Los planes ahora son estudiar los huesos y los dientes, aunque los misteriosos objetos encontrados en su interior tendrán prioridad.  

¡Realmente fascinante! Si nos detenemos a reflexionar, es más que curioso cómo una momia aún nos puede esconder sus secretos después de 1900 años. Y aún más, cómo estamos haciendo para acceder a ellos.