explora

Como Cenicienta: 5 mujeres que no eran de la realeza y se casaron con un príncipe de verdad

cenicienta zapatilla de cristal
Walt Disney Pictures vía IMDb

Las historias de mujeres que llevaban una vida como cualquier otro civil, hasta que sus caminos se cruzaron con los de un príncipe nos suenan como a un cuento de hadas vuelto realidad.

Aunque las anécdotas más populares son las de la Princesa Diana, Kate Middleton y ahora Meghan Markle, este suceso no sólo se presenta en la Familia Real británica. Aquí te presentamos a otras 10 mujeres que no eran de la realeza y se casaron con un príncipe de verdad:

#1 Letizia Ortiz Rocasolano

letizia ortiz rocasolano
Carlos Alvarez / Stringer vía Getty Images

Letizia nació en Oviedo, Asturias, de un padre periodista y una madre enfermera. Asistió a la Universidad Complutense de Madrid en donde se graduó también como periodista, y trabajó en cadenas de noticias. En 1998 se casó por primera vez con un escritor y maestro de preparatoria, pero su matrimonio apenas duró un año.

Después de esa relación, Letizia y Felipe, el Príncipe de Asturias, salieron en secreto. Hasta que en 2003 anunciaron su compromiso, sorprendiendo a toda la sociedad española. En 2014 Letizia se convirtió oficialmente en Reina de España.

#2 Mary Elizabeth Donaldson

mary elizabeth donaldson
Michael Campanella / Stringe vía Getty Images

Mary nació en Hobart, Australia. Su madre trabajaba en la Universidad de Tasmania y su padre era doctor en matemáticas. Se graduó en Comercio y Leyes, y ejerció en diversas agencias de publicidad y marketing.

Fue durante los Juegos Olímpicos del 2000 cuando conoció al Príncipe Frederik de Dinamarca en un restaurante, pero los amigos de él jamás lo presentaron con su cargo de la realeza. A partir de ese momento llevaron una relación de larga distancia y en 2001 Mary se mudó a Dinamarca. El 8 de octubre de 2003 se comprometieron de manera oficial y ahora Mary es heredera del trono de Dinamarca.

#3 Masako Owada

masako owada
Pool / Pool vía Getty Images

Masako Owada nació en Tokio, Japón, como la hija mayor de Hisashi Owada, quien fue presidente de la Corte Internacional de Justicia. Estudió en el Departamento de Economía de Harvard y trabajó en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón.

Masako conoció a Naruhito, el Príncipe Heredo del Japón, en 1986 cuando ella continuaba sus estudios en la Universidad de Tokio. Ella no aceptaba las propuestas de matrimonio de Naruhito porque quería concentrarse en su carrera, pero en 1992 aceptó casarse con él y continuar con su trabajo diplomático al convertirse en la princesa heredera.

#4 Mette-Marit Tjessem Høiby

mette marit
Nigel Waldron / Stringe vía Getty Images

La relación entre Mette-Marit Tjessem Høiby y el Príncipe Haakon de Noruega tuvo un inicio turbulento. Mette-Marit y su ahora esposo se conocieron en un festival de música, y cuando decidieron anunciar su compromiso, la sociedad noruega cuestionó la elección del Príncipe. La razón: Mette-Maritt era madre soltera y tuvo un pasado rebelde (los estudios no fueron lo suyo).

A pesar de ello, la pareja se unió en matrimonio en 2001 y Mette-Marit se convirtió en princesa de Noruega. A partir de su nueva posición, la princesa asiste a clases de arte y ciencias sociales, además de presidir organismos culturales y humanitarios.

#5 Silvia Renate Sommerlath

silvia remate sommerlath
Christian Marquardt / Stringer vía Getty Images

La actual Reina de Suecia también pasó de tener una vida normal hasta que se convirtió en la regente de un país. De padre alemán y mamá brasileña, Silvia pasó su infancia en Brasil hasta que su familia regresó a Alemania Occidental.

Silvia se desempeñó como traductora porque habla con soltura seis idiomas diferentes. Durante los Juegos Olímpicos de 1972 conoció al entonces Príncipe Carl XVI Gustaf, quien admitió que hicieron clic en seguida. La pareja anunció su compromiso el 12 de marzo de 1976 y apenas tres meses después se casaron en Estocolmo.

Una historia muy diferente: ¿Por qué la realeza inglesa siempre usa sombrero los domingos?