El raro (pero adorable) mamífero albino que ha sorprendido a la comunidad científica

Este raro mamífero fue encontrado en el Parque Nacional Freycinet de Tasmania. Fue fotografiado y filmado por la fotógrafa australiana Rosalind Wharton, quien se dio cuenta inmediatamente que se trataba de un equidna, un mamífero que pone huevos y que normalmente está cubierto de espinas oscuras.

Sin embargo, no era un equidna como cualquier otro, sino que tenía ojos azules, una piel rosada y espinas y pestañas blancas. Incluso sus garras también eran blancas.

Un animal fascinante

Tras el hallazgo, la bióloga de la Universidad de Tasmania, Stewart Nicol, habló con Wharton y pudo verificar que se trataba de un animal albino. Según la experta, el animal tiene poco más de un año, aunque no se ha podido saber si es macho o hembra.

El albinismo suele darse en varias especies, lo que los caracteriza es que carecen de melanina, el pigmento que les da su color natural. Como los colores oscuros ayudan a estos mamíferos a camuflarse, se cree que normalmente no logran sobrevivir en la naturaleza, al convertirse en presas más fáciles.

Ante el peligro, los equidnas hacen uso de sus patas cortas para cavar agujeros para protegerse o se enrollan formando una bola. Si bien se mueven con lentitud, son excelentes nadadores y escaladores de árboles.

Según la experta, es probable que haya completado su primera hibernación en setiembre y ahora esté construyendo sus reservas de grasa.

Estos curiosos animalitos tienden a vivir en desiertos y bosques secos de Australia, Tasmania y Nueva Guinea. Y suelen alimentarse de hormigas y termitas.

Este equidna albino no solo ha sorprendido a los expertos por haber podido sobrevivir ante la falta de camuflaje sino que además es realmente adorable. ¿Alguna vez habías visto una especie así?