explora

Víctimas desconocidas del muro de Donald Trump: animales silvestres en peligro de extinción

5 interesantes diferencias entre leopardos y jaguares 3
Michael Fitzsimmons/iStock/Thinkstock

Una de las promesas de campaña más controvertidas de Donald Trump fue la de construir un muro que cubra por completo la frontera de su país con México y al parecer estaba hablando en serio.

El ahora presidente de Estados Unidos se prepara para construir su muro, el que obviamente los mexicanos no piensan pagar, pero hay víctimas de esta pared gigante y que se extenderá por miles de kilómetros de las que nadie habla.

La zona fronteriza entre Estados Unidos y México es hogar de gran cantidad de especies de animales nativos, varios de ellos en peligro de extinción y cuya supervivencia se vería en serio riesgo si una pared gigante divide sus hábitats.

Animales, las otras víctimas del muro de Trump

5 interesantes diferencias entre leopardos y jaguares 5
Matthew Hart/iStock/Thinkstock

La frontera entre México y Estados Unidos es una de las más largas del mundo con 3180 kilómetros por lo que está compuesta por diferentes hábitats como desiertos, áreas montañosas e importantes ríos.

Los animales no conocen fronteras y las especies que son propias de estas zonas no se dividen por país, algo que podría cambiar si es que Donald Trump construye su muro impidiendo el paso de animales que sufrirían graves consecuencias.

Especies como jaguares, correcaminos, borregos del desierto y diferentes tipos de anfibios son solo un ejemplo de la rica diversidad de la fauna que vive alrededor de la zona fronteriza entre México y Estados Unidos.

El muro evitaría que estos animales puedan desplazarse libremente, lo que impediría en varios casos la reproducción entre ejemplares que no están emparentados, arruinando la diversidad genética y poniendo en riesgo su existencia.

Un muro artificial en un ambiente natural

Como sabemos, los muros no son parte de la naturaleza y la intervención de los hábitats de cientos de animales con una pared altísima y caminos que lleven a ella, además de una gran cantidad de humanos trabajando, destruirían los ambientes que estas especies necesitan para sobrevivir.

No existen estudios de impacto ambiental que establezcan precauciones para preservar la vida natural en las zonas cercanas al muro y también sobre la pérdida de las fuentes de alimento que necesitan para vivir.

Más allá de la política y la lógica, el muro es un obstáculo para que cientos de especies animales puedan seguir existiendo ya que la naturaleza no conoce fronteras y la parte importante de las especies que habitan la zona podrían dejar de existir.