explora

5 históricos artefactos de oro que continúan siendo todo un misterio

dv117025a
Stockbyte/Thinkstock

El metal precioso más codiciado en el mundo no es un elemento de valor nuevo, sino que el oro (Au) ha sido utilizado por civilizaciones antiguas a lo largo de la historia.

Una forma de estudiar a estas civilizaciones milenarias es a través hallazgos arqueológicos y hoy queremos contarte acerca de cinco artefactos de oro que confunden a los especialistas y generan todo tipo de teorías.

5. El artefacto de oro más antiguo del mundo

Sabemos que civilizaciones antiguas utilizaban oro, pero ¿cuál es el artefacto más antiguo construido con ese metal? Un misterio que los arqueólogos creen resolver de tanto en tanto, eso hasta que aparece otro de mayor edad.

Actualmente se cree que la pieza de oro más antigua del mundo fue la encontrada en lo que hoy es Bulgaria y dataría del año 4500 antes de la Era Común,durante la llamada Edad de Bronce. Se trata de un artefacto en forma de burbuja que mide 3 milímetros.

Hallada en el sitio arqueológico de Tell Yunatsite, abre preguntas acerca de qué representa y si realmente es la más antigua o pronto encontrarán una aún más vieja.

4. Placas de oro de la isla de Java

En2016, obreros que trabajaban en construcciones en la aldea de Ringilarik en la isla de Java hallaron dentro de una roca 22 placas de oro con inscripciones grabadas y que según los arqueólogos datarían del siglo VIII después de la Era Común

Estas pequeñas placas creadas con oro de 18 quilates contienen grabados que corresponderían a escrituras sobre dioses a los que se les veneraba en la zona aunque está la duda sobre si corresponden al budismo o hinduismo.

Un misterio que los arqueólogos quieren resolver, además de seguir explorando esta área en busca de respuestas para reconstruir cómo eran los habitantes de esta pequeña área en el gran archipiélago de Java.

3. Aviones de oro precolombinos

Los grupos indígenas precolombinos eran sumamente ricos en oro y prueba de ello son los artefactos fabricados con ese metal precioso que se hallaron en sus ruinas, aunque hay unos que llaman más la atención que otros.

Se trata de pequeñas figuras de oro que a simple vista parecen imitar lo que es un avión y si se examinan cuidadosamente se notan varios detalles propios de las aeronaves modernas. Considerando que en la época no existían los aviones y faltaba mucho para su invento son un verdadero enigma.

Una compañía alemana se inspiró en estas figuras de oro y en 1966 construyó aviones basándose en los modelos creados por los antiguos taitonas de lo que hoy es Colombia, en un misterio que nunca podremos resolver aunque hay quienes creen que esta civilización tomó el diseño de ovnis.

2. Anillos de oro del guerrero Griffin 

En 2015 arqueólogos que escarbaban la tumba de un guerrero en la zona suroeste de Grecia se encontraron con una serie de artefactos destacando cuatro anillos de oro con grabados propios de la mitología de la civilización minoica.

Conocidos como los anillos de oro del guerrero Griffin hay dudas acerca de su significado y valor en el momento de ser enterrados junto a su dueño y si son frutos de la integración de los minoicos con los con los griegos de la zona de Micenas o corresponden al robo de riquezas de una civilización a otra, lo que habría ocurrido alrededor del año 1200 a. E. C.

1. Gran campana de oro de campana Dhammazedi

Una campana de oro gigante que pesa más de 270 toneladas y se supone fue construida a fines del siglo XV por el rey Dhammazedi para los monjes de Rangún, antigua capital de Birmania.

La llamada Campana Dhammazedi supuestamente cayó accidentalmente a las aguas en donde se unen los ríos de Rangún y Bago tras ser robada y nunca pudo ser encontrada, ello pese a que durante siglos las personas la han buscado.

No son pocos los buzos que han muerto buscando esta campana gigante fabricada en oro, cobre, plata y estaño, incluso hay quienes creen que realmente no existió, pero eso no quita que su ubicación y su alto valor sigan siendo un misterio para historiadores y gente codiciosa.

Cinco artefactos que son un verdadero misterio para arqueólogos e historiadores y que demuestran que el oro tenía un valor más allá de lo monetario en diferentes civilizaciones siendo quizá la clave para entenderlas mejor.