Estas modelos en lencería se enfrentaron al cáncer de mama en un conmovedor desfile

anaono intimates project cancerland 2019
Arun Nevader/Getty Images

Asociamos al cabello largo y los pechos como características físicas que definen al sexo femenino. Cuando una mujer se somete a quimioterapia o una masectomía para combatir el cáncer, dichos atributos se transforman o se pierden. Por eso existe un desfile de modas que defiende que la belleza de una mujer va mucho más allá de su pelo o escote.

anaono intimates project cancerland 2019 1
Arun Nevader/Getty Images

El 10 de febrero de 2019, durante la Semana de la Moda de Nueva York, las guerreras contra el cáncer se hicieron notar. Desde hace tres años, la marca de lencería AnaOno y el Proyecto Cancerland se reúnen para darle voz (y sensualidad) a quienes padecen cáncer metastásico o en fase 4.

2.1 millones de mujeres en el mundo son diagnosticadas con cáncer de seno, de acuerdo con la OMS. La Sociedad Americana del Cáncer explica que la metástasis se presenta cuando el cáncer se transfiere a otras partes del cuerpo. Los expertos consideran que en esta etapa, la enfermedad es incurable.

El desfile de modas de AnaOno tiene dos metas. En primer lugar, todas las ganancias obtenidas en la venta de boletos son donadas para la investigación y tratamiento del cáncer metastásico. Pero también desea cambiar la percepción que la sociedad tiene de las mujeres que lo presentan.

anaono intimates project cancerland 2019 2
Arun Nevader/Getty Images

En 2019, AnaOno y Project Cancerland lograron reunir más de 100,000 dólares que fueron entregados a METAvivor, un centro dedicado al cáncer de seno metastásico. Mujeres orgullosas de sus cicatrices, sus historias y su lucha caminaron en lencería. Su confianza y valor fueron las estrellas del show. Su objetivo fue que otras mujeres en sus mismas condiciones no se sintieran solas, así como demostrarle al mundo que existen y no se avergüenzan de sus cuerpos.

Dana Donofree tenía 27 años cuando recibió el diagnóstico: carcinoma ductal. Se trata del tipo más común de cáncer de mama, pero esta mujer no quiso concentrarse sólo en su recuperación médica; su bienestar emocional también era importante. Por eso comenzó a diseñar sus propias piezas de lencería, para sentirse bella y sexy en un periodo que no suele representarse con esos adjetivos.

anaono intimates project cancerland 2019 3
Arun Nevader/Getty Images

Así fue como Dana creó la compañía AnaOno, de mujeres con cáncer para mujeres con cáncer. Sus productos están inspirados en quienes se han sometido a reconstrucción de pecho, masectomías o cualquier procedimiento que les cause dolor en esa área. En su sitio web se describen como:

«AnaOno se basa en transformar algo clínico en algo que valga la pena vivir. Estamos cambiando la conversación de algo que sólo se enfoca en "sobrevivir" a hablar de vivir. De verdaderamente vivir».

En una entrevista con National Public Radio, Emily Garnett —una abogada de 33 años que participó en el evento— detalló:

«Me encanta que está creando una oportunidad para que las personas que viven con cáncer de seno metastásico demuestren que somos más que nuestro diagnóstico, que somos más que nuestra enfermedad. Que esta no nos define, pero forma una gran parte de quienes somos, y de lo que nos obliga a hacer con nuestras vidas. Es realmente emocional».

anaono intimates project cancerland 2019 4
Arun Nevader/Getty Images

Te invitamos a seguir con: