glam

Looks cómodos y elegantes para ir al trabajo (sobre todo, cómodos)

Ya todas quisiéramos vestirnos como los personajes deThe Good Wife para ir a la oficina, o como Carrie Shaw, eterna diosa del estilo. Pero ahora las empresas optan por un código de vestimenta cada vez más relajado y casual.

A menos que trabajes en un ambiente más ejecutivo, como un estudio de abogados, es probable que si te apareces hecha una pinturita te ganes algunas miradas desconcertadas. Pero tampoco quieres irte al otro extremo y llegar a la oficina con una sudadera y pantalones de gimnasia, por eso aquí te damos algunas ideas para que puedas encontrar un equilibrio entre lo casual y lo elegante.

1. Un toque de rock

Deja a un lado el aburrido conjunto pantalón-camisa-blazer por algo un poco más atrevido y rockero. Una chaqueta de cuero básica no puede faltar en el guardarropas de una mujer y si la combinas con unas prendas más formales puede darle ese toque más rebelde y divertido a tu outfit de oficina.

2. Side-stripe, la línea que lo cura todo

Es una de las tendencias más prevalentes del 2017 y con buena razón. Los pantalones con una línea al costado, o side-stripe, favorecen a todo tipo de cuerpo y agrega un toque diferente a lo que sería un clásico pantalón de trabajo.

3. Los viejos y confiables

¿El código de vestimenta de tu empresa es verdaderamente relajado? Entonces seguramente puedas arriesgarte con un jean, eso sí, asegúrate de combinarlo con los accesorios necesarios para que te veas como una ejecutiva y no como si estuvieras yendo al súper.

Hasta puedes llevar pantalones rotos en las rodillas si los llevas con otras prendas más elegantes que lo hagan apropiado para un lugar de trabajo.

4. El paquete lo es todo

Un buen blazer o abrigo puede resaltar hasta al atuendo más aburrido. Eso sí, si vas a usar uno con estampados o de colores muy llamativos, asegúrate de que el resto de tu outfit sea liso, con pocos colores o monocromático, de lo contrario pasarás de ser elegante a ser «too much».  

5. ¡Que tus piernas luzcan!

Por suerte (¿o por desgracia?) las mujeres tenemos mucha más variedad cuando se trata de ropa. Los hombres viven su vida entre variaciones de pantalones, camisas, camisetas y zapatos, mientras que nosotras tenemos muchos modelos diferentes de polleras y camisas y ni quiero saber cuántos de zapatos.

Por eso no tienes que ceñirte a usar solo pantalones para el trabajo, una manera de darle algo de variedad a tu atuendo es cambiándolo por una pollera larga cuando empieza a hacer calor. Si usas una camisa blanca puedes jugar con infinitos colores y estampados y darle vida a un aburrido día de oficina.

6. Anímate a lo ancho

Otro de los pantalones que están de moda, los pantalones anchos son especiales para cuando empieza a hacer más calor y te quieres ver profesional pero fresca.

Si eres baja considera usarlos con un par de tacos porque, por más lindos que sean, el corte por encima de los tobillos y el ancho te hará ver como un Hobbit.

7. Zapatillas con traje

¿Qué mejor manera de hacer que un look se vea más relajado que con un par de zapatillas? Un par de zapatillas deportivas con un look ejecutivo lo hace ver más joven y divertido.

Muestra tu personalidad en vez de ocultarla en un uniforme de oficina con estos tips para que tu casual look sea todo un éxito.