mujer

5 señales de que eres una madre controladora (tranquila, te decimos cómo evitarlo)

mama controladora pelicula
Monster-in-Law (2005) Official Trailer, New Line Cinema vía YouTube

Es importante entender que una madre controladora no siempre es tan evidente como lo vemos en las películas; después de todo, la mayoría de las veces las mamás sobreprotectoras sólo buscan lo mejor para sus hijos.

Muchas mamis confunden el amor con la sobreprotección y el control, pues suelen reflejar sus anhelos de juventud en sus hijos y no se dan cuenta que cada niño tiene sus propios sueños y merece cumplirlos.

madre sobreprotectora 4
iStock

Es importante que como mamá le brindes a tu pequeño la confianza para conocer y potencializar sus habilidades. De nada sirve que tus hijos estudien medicina tal y como soñabas, cuando en realidad ellos quieren ser el mejor chef o una brillante escritora.

Respeta sus elecciones y apoya cada una de sus metas. Sentirse respaldados por ti los ayuda a incrementar su confianza y así obtienen mayores posibilidades de ser exitosos.

como dejar de ser una madre sobreprotectora 3
veronicagomepola/iStock/Thinkstock

Señales de que eres una mamá controladora

A continuación te explicamos algunas características de las madres controladoras que quizá no conocías.

#1 Crees que eres la mejor amiga de tus hijos

El psicólogo clínico Joshua Klapow explica:

«Si tu mamá va más allá de incluirte en eventos y actividades sociales, y básicamente te trata como a un amigo, exige la amistad, une el amor a esa amistad y te pide que actúes como su mejor amigo, está siendo demasiado controladora».

manipuladora controladora madres
fizkes vía iStock

Es importante que tus hijos confíen en ti, de eso no hay duda, pero siempre debe quedar claro que tu misión es protegerlos y compartirles de tu experiencia.

Procura dedicarte tiempo a ti misma y salir con tus amigos, para que no busques en tus hijos esa amistad que te hace falta. Todos necesitamos alguien que nos escuche de vez en cuando, por eso no te alejes de tus amigos al convertirte en mamá.

mama controladora
fizkes vía iStock

#2 Te proyectas en ellos

Los hijos no llegaron a este mundo para ser perfectos, ellos sólo quieren ser felices; si te la pasas tratando de que tus niños tengan todo lo que a ti te faltó, probablemente olvides lo más importante: dedicarles tiempo de calidad y escuchar sus sueños. Recuerda, nadie puede ser feliz cumpliendo metas ajenas.

#3 Decides por ellos

Tomar decisiones cotidianas en nombre de tus hijos suena inofensivo, pero en realidad les estás impidiendo conocer más allá de tus gustos.

Cuando seleccionas sus outfits limitas su creatividad y cuando los haces llevar una dieta restrictivas impides que desarrollen el autocontrol. Dales la oportunidad de elegir y construir su propio estilo, de conocer más allá de lo que tú sabes.

madre controladora hija
fizkes vía iStock

#4 Te gusta resolver su vida

Si cada vez que va mal en la escuela decides hablar con sus maestros para pedirles otra oportunidad o ya tiene más de 12 años y no ayuda con ninguna labor en el hogar (puede hacerlo desde los 8), es importante que empieces a delegar actividades, pues eso le enseñará a trabajar en equipo y ser responsable.

#5 Le cumples todos sus caprichos

Compararle todo lo que piden a tus hijos puede ser una señal de manipulación, porque detrás de una madre complaciente puede existir una mamá que busca que su pequeño haga todo lo que ella quiere al sentirse comprometido.

4 razones que explican por que la leche en polvo es una gran opcion3
Grekov's via Shutterstock

Si detectas alguna señal de que eres una madre controladora, no te sientes mal contigo misma. Nadie nace sabiendo ser madre y es cuestión de que trabajes en cómo te relacionas con tus hijos. Si es necesario, busca la asesoría de un profesional.

También te puede interesar: