mujer

¿Los abuelos pueden ser malos para tus hijos? 7 señales de abuelos tóxicos

regalo abuela
SeventyFour

Los abuelos son una figura muy importante en la vida de nuestros hijos. Además de ser los más consentidores y amorosos, el tiempo que tus pequeños pasan con ellos puede ser muy beneficioso para su desarrollo. Sin embargo, no siempre tenemos la fortuna de tener padres que influyen positivamente en nuestros hijos e incluso en nosotros. Aunque nos duela aceptarlo, existen abuelos que son tóxicos. 

abuelos toxicos anciano enojado
Zinkevych / iStock

El impacto de los abuelos tóxicos en la familia

Identificar y aceptar una relación tóxica es complicado, y más cuando se trata de miembros tan cercanos como los abuelos de tus hijos. Sin embargo, es importante notar cuando tú y tus pequeños están enfrascados en las manipulaciones y control de tus padres o suegros. 

Un abuelo tóxico es egoísta, controlador, manipulador y tiene acciones que pueden ser realmente perjudiciales para tus pequeños y familia, desde exigir acceso ilimitado a tus hijos o desafiar tu autoridad hasta poner a tus hijos en tu contra.

Photographee.eu / Shutterstock

La terapeuta Claire Cleary explica que los abuelos tóxicos no sólo pueden provocar situaciones estresantes y desgastantes dentro de la familia, sino también pueden influir negativamente en el crecimiento de tus hijos con el único objetivo de satisfacer sus necesidades personales. 

Los nietos, potencialmente, son un gran suministro narcisista: personas pequeñas nuevas e inocentes que pueden moldearse para satisfacer las necesidades de la abuela. 
mal de parkinson nuevo tratamiento 4
SpeedKingz vía Shutterstock

7 señales de que tienes un abuelo tóxico en la familia

Te presentamos 7 señales que te pueden ayudar a identificar que tienes un abuelo tóxico en la familia. ¿Vives alguna de estas situaciones frecuentemente?

#1 Critican tus habilidades como mamá o papá

Los abuelos tóxicos constantemente tienen una opinión negativa sobre tus habilidades como mamá o papá. Se excusan que tienen una mayor experiencia criando niños y critican la forma en la que tú lo haces. No desaprovechan oportunidad para mostrar que son superiores a ti y en algunos casos incluso pueden decirte que no eres una buena madre. 

abuelos toxicos abuela hablando con hija nieto en brazos
JackF / iStock

#2 Desafían tu autoridad frente a tus hijos

La superioridad con la que critican tus habilidades como mamá también se puede ver reflejada con su desafío a tu autoridad. Las reglas que tienes con tus hijos como la hora de ir a la cama, los dulces que pueden comer, el tiempo que pueden ver televisión, las desestiman e imponen lo que ellos creen mejor. 

Este desafío a tu autoridad puede ser mucho más grave si tus pequeños abogan por las actitudes y decisiones de los abuelos sobre las tuyas, lo cual puede crear una gran rivalidad entre tus hijos y tú. En este sentido, el Dr. J. Lane Tanner advierte que los abuelos no deben imponerse sobre la dinámica que tienes con tu familia, sino adaptarse a ella. 

El papel de los abuelos no es desafiar, sino adaptarse a la cultura familiar.
abuelos toxicos abuela reganando a madre frente a su hija
fizkes / iStock

#3 'Compran' el amor de tus hijos

Los abuelitos se distinguen por consentir a sus nietos, pero en ocasiones los regalos y muestras de afecto pueden estar condicionados con manipulación. 

Los abuelos tóxicos en su afán de no sólo sentirse superiores a ti, sino ganarse por completo a tus hijos pueden intentar "comprarlos" con regalos, viajes y demás obsequios que tal vez tú no habrías aceptado, ya sea porque tu hijo está castigado o porque es una responsabilidad que por el momento no quieres tener. 

118396810
Wavebreak Media/Thinkstock

Por ejemplo, pueden regalarle a tu hijo el celular que tanto quería aún cuando tú decidiste que no porque reprobó alguna materia, o incluso pueden darle una mascota a pesar de que ya habías dicho que no era el momento. Estas acciones no sólo te pueden coronar como 'la mala del cuento', sino también generar fricciones con tus hijos.  

abuelos toxicos abuela con nieta llorando
evgenyatamanenko / iStock

#4 Exigen acceso ilimitado a tus hijos

Algunos abuelos tóxicos creen que tienen acceso ilimitado a tus hijos a la hora y día que quieran, y si sus deseos no se cumplen de esa forma suelen manipularte, hacerse la víctima o incluso poner a tu hijo en tu contra al decirle que sus papás no quieren que pase tiempo con ellos. 

mujer mayor anciana
Por De Visu/Shutterstock

#5 Manipulan a sus nietos

La manipulación de los abuelos tóxicos puede ir desde ponerlos en tu contra y hacerse pasar como 'los buenos' hasta incluso influir culpa en tus hijos. Por ejemplo, pueden decirles que si no los visitan no van recibir regalos en su cumpleaños o Navidad, o que si no hacen algo los van a hacer llorar, etc. 

abuelos toxicos ancianita enojada
bowie15 / iStock

#6 Hacen evidente su favoritismo

Algunos abuelos pueden hacer evidente que tienen un nieto favorito, desde darles un regalo más espectacular hasta disciplinarlos menos cuando desobedecen o se portan mal. Si estas acciones constantemente las realizan frente a tus demás hijos o el resto de sus nietos puede causar un daño importante en los niños. 

El Dr. Gregory L. Jantz, explica en su libro Hope and Healing from Emotional Abuse que los niños son muy perceptivos a estos tratos, lo cual puede afectar gravemente su autoestima. 

«Pueden sentir cuándo existe este tipo de inequidad. Pueden sentirlo incluso cuando los padres no lo perciben. Intentan desesperadamente averiguar qué les pasa. Las razones que se les ocurren pueden causar un daño de por vida a la autoestima»

nino triste autoestima shutterstock 409811113 0
Tomsickova Tatyana vía Shutterstock

#7 Abuso verbal o físico

Una de las señales más obvias de que tus hijos tienen abuelos tóxicos es el abuso verbal o físico. Tristemente, estos miembros de la familia pueden atentar contra tus hijos con acciones violentas, groserías e incluso golpes. 

abuelos toxicos abuso verbal
fizkes / iStock

Lidiar con un abuelo tóxico no es sencillo. Una comunicación asertiva y la apertura de ambos lados para hablar sobre estas situaciones puede ayudar mucho a tener una relación familiar saludable. En caso de que la toxicidad que se vive en familia se incremente día con día, a pesar de ya haber llegado a acuerdos o hablar del tema, lo mejor es tomar un poco de espacio y distancia. 

También te puede interesar: