mujer

4 hábitos que te ayudan a conectar con tu hijo: para las mamás con mucho trabajo y poco tiempo

mama  jugando con nino
evgenyatamanenko

Empieza un nuevo día y casi no has descansado porque pasaste la noche pensando en cómo resolver los problemas del trabajo, en dónde conseguir el elefante de fieltro que le pidió la maestra a tu hijo y en llevar el auto al mecánico.

Tal vez hoy sí logres hacer todas las tareas que tienes pendientes y ver, aunque sea, medio capítulo de tu serie favorita. Pero no contabas con algo: tu hijo amaneció con dolor de estómago y es tan intenso que debes llevarlo con el médico.

mama ocupada
grinvalds/ iStock Photos

Ni modo, tendrás que hablar con tu jefe para decirle que algo se te presentó y no podrás terminar a tiempo tus labores.

Luego de tanto correr, llegas al médico y, como por arte de magia, tu niño está perfecto. ¿Te parece conocida esta historia?

visita al pediatra exitosa %202
iStockphoto/Thinkstock

Así como tú, muchas mamás viven llenas de responsabilidades. Aunque sabemos que las tareas del hogar, el trabajo y la maternidad pueden ser abrumadoras, es importante que te des algunos minutos al día para conectar con tus hijos.

mama con hija
Crédito de foto: Antonio_Diaz/ iStock

Esos momentos a tu lado son invaluables para ellos, más que cualquier regalo material. Lo que se queda grabado en su memoria son los juegos, las sonrisas y los abrazos de sus padres.

mama sonriendo con hijo
evgenyatamanenko/ IStock Photos

Aquí te enumeramos algunas técnicas que puedes llevar a cabo para conectar con tus niños. Necesitarás sólo unos minutos al día y, eso sí, mucha actitud.

#1 Empieza el día con una frase positiva

Tómate dos o tres minutos de la mañana para ver a los ojos a tus hijos y decirles algo positivo, por ejemplo: «¡Qué tengas un día increíble, te amo!» o «Estoy muy orgullosa de ti». No olvides abrazarlo y apapacharlo.

mama escuchando a hija 0
LightFieldStudios/ iStock Photo

#2 Organiza la reunión del día

No tiene que ser muy larga, ni en un horario en específico: 20 minutos serán suficientes para compartir una fruta, un té o un paquete de galletas. ¿Qué tal leer un capítulo de su libro favorito? Sólo recuerda que no se valen distracciones como tener la tv prendida o mirar el celular.

familia jugando
LanaStock/ iStock Photo

#3 Comida con todos

Procuren que durante al menos una de las tres comidas (desayuno, comida o cena) se reúnan todos los miembros de la familia.

Durante ese momento, aprovechen cada uno para platicar de sus sentimientos, emociones y todo lo que traen en la cabeza.

familia cocinando juntos
deniskomarov/ iStock Photo

#4 El momento especial antes de ir a la cama

Antes de acostar a tus hijos, dedícales 15 minutos para hablar de lo que ellos quieran. Puedes apoyarte haciéndoles preguntas como: «¿Qué fue lo mejor que te pasó hoy?», «¿Hay algo que te preocupe o quieras preguntar?» o «Cuéntame uno de tus sueños en la vida».

mama leyendo cuento nino
evgenyatamanenko/ IStock Photos

Estas sencillas rutinas son sólo una guía para acercarte y crear lazos fuertes con tus niños, pero seguro a ti se te ocurrirán muchas más.

También te puede interesar: