mujer

Consejos para ser una mamá más paciente y dejar de gritarles a tus hijos (ya no los dañes)

mama concentrada calmada con ninos brincando en sillon
evgenyatamanenko vía iStock

Ser mamá no es nada sencillo. Además de cuidar a tu niña o niño, debes prestar atención a muchos otros aspectos como las tareas de la casa, la comida, el trabajo o la relación de pareja.

Al lidiar con todas estas cosas, puede que en más de una ocasión hayas perdido la paciencia con tu hija o hijo y le hayas gritado o reclamado aunque no fuera tu intención.

mama regana a hija que hace berrinche no hace caso
fizkes vía Shutterstock

Esto puede ser mucho más común si está en una etapa en la que parece no escucharte o lo único que quiere es jugar y brincar todo el tiempo.

Pero tu respuesta a cada uno de sus berrinches no puede ser gritarle. De hecho, eso podría traerles consecuencias negativas a nivel físico y emocional, ¿sabías?

gritarle a los ninos deja profundas huellas en ellos
Zinkevych vía iStock

Entonces, ¿qué hay que hacer cuando las acciones de tu pequeña o pequeño te están sacando de quicio? Aunque parezca imposible en el momento, hay algunas técnicas que te ayudarán a mantener la calma y lidiar con la situación de la mejor manera posible.

Recuerda, además, que tu hija o hijo aprenderá de todas las conductas que vea en ti, así que, al ser paciente y resolver problemas de manera asertiva, le enseñarás estas herramientas.

mama e hijo hablando escucha activa
Ivan Marjanovic vía Shutterstock

¿Cómo ser una mamá paciente?

Los expertos de Psycology Today, What to Expect y Hand in Hand Parenting, dan los siguientes tips.

mama e hija hablando
fizkes vía iStock

#1 Escoge tus batallas

Muchas mamás sienten presión por criar a la niña o niño ideal. Y eso está bien, pero lo cierto es que no podrás controlar cada uno de los ámbitos y aspectos de su vida, especialmente conforme vaya creciendo y descubriendo su independencia.

Define cuáles son los ámbitos y reglas más importantes para ti y sé un poco más flexible en lo demás. Por ejemplo: sí o sí debe recoger sus juguetes, pero no hay tanto problema si se queda un par de minutos extra jugando en el parque.

los ninos hereden la inteligencia de mama y no de papa segun estudio
AaronAmat vía iStock

#2 Date un tiempo fuera

En cuanto comiences a notar que vas a estallar y terminarás gritándole, date un par de minutos. Asegúrate de que tu hija o hijo está seguro y ve a otro cuarto, toma un poco de agua, respira profundamente o pon tu canción favorita: lo que sea que te funcione está bien.

Después regresa y explícale qué es lo que hizo mal y pídele que no lo vuelva a hacer. Procura usar un tono enfático, pero sin gritar.

mujer ataque ansiedad dificultad para respirar 1112201922
Maridav vía Shutterstock

#3 Pregúntale qué quiere decir

Especialmente si es pequeña o pequeño, puede que aún no tenga las herramientas adecuadas para expresar lo que quiere o necesita y, en cambio, haga un berrinche o grite sin parar.

Por supuesto que esto te puede sacar de quicio, pero en vez de estallar, pregúntale qué es lo que le molesta o hace reaccionar de esa manera.

madre de hija hablan comunicacion con los hijos
LightField Studios vía Shutterstock

#4 Sé empática con ella o él

No basta con saber qué es lo que le sucede a tu niña o niño. Intenta entenderlo desde su perspectiva, esto te dará un nuevo enfoque del problema.

abrazo mama e hijo adolescente familia
Getty Images

#5 No te lo tomes personal

Seguramente suena como algo imposible, especialmente cuanto tu hija o hijo hace comentarios sobre ti, pero incluso ella o él tiene sus propios problemas y dificultades en la escuela o con sus amigos, así que puede que sus berrinches sean consecuencia de ellos.

mujer explicandole algo a su hija platica 17341
Alena Ozerova vía Shutterstock

¿Tomaste nota de todos los tips para ser una mamá más paciente? ¡Ponlos en práctica! Escribe en los comentarios qué otra táctica te funciona para mantener la calma.

Te recomendamos leer: