mujer

5 consejos para cultivar la generosidad en tus hijos: conocer la empatía es vital

ninos leen y comparten libro biblioteca
AbimelecOlan vía iStock

La generosidad es ese valor en el que se da algo sin recibir nada a cambio. No solo se refiere a cosas materiales, sino también a ofrecer ayuda en el momento que se requiera.

Para los niños es importante que la conozcan y la integren a su vida diaria, pues los alienta a ser mejores personas. Si no sabes cómo inculcárselo a tu hijo o hija, aquí te compartimos algunos consejos útiles brindados por el Instituto de la Mente Infantil y el Centro de Ciencias del Bienestar.

1. Leer libros que muestren este comportamiento

Una gran herramienta son los libros ilustrados, ya que al mostrar personajes generosos en sus historias, los pequeños lo toman como un punto de referencia; es decir, aplican lo que ven en el libro a su vida diaria. Por ejemplo, si un niño ve que alguien necesita ayuda y leyó una historia donde ocurre algo similar, no dudará en acercarse para ver si puede hacer algo al respecto.

mama e hija leyendo shutterstock 278161865
gpointstudio vía Shutterstock

2. Enséñale qué es la empatía

La empatía es imaginar cómo se siente otra persona al ponerse en su lugar, y si un infante la conoce, es más probable que sea más generoso y menos egoísta. Cultivar los comportamientos de empatía al preguntarle cómo cree que se sienten los demás en diversas situaciones lo ayudará a conectar con los demás y por supuesto, con sus propias emociones.

ninos abrazandose y jugando
prospective56 vía iStock

3. Decirle a los pequeños «qué es lo correcto»

Un estudio publicado en 2018 buscó el impacto de la gratitud en el materialismo y la generosidad. Los resultados arrojaron que 900 niños entre seis y once años, tuvieron un mayor grado de bondad después de ver un video donde un adulto dijo lo que «era correcto» para ser generoso. Lo cual sugiere que los menores de edad son conscientes y actúan de acuerdo con lo que se consideran las normas sociales y culturales.

como tener un abuena relacion con hijos adolescentes
Stock Rocket vía Shutterstock

4. Felicitarlo por sus buenas acciones

Decirle a un pequeño que hizo algo bien tiene varios pros en sus desarrollo y uno de ellos es aumentar su generosidad. Si notas que tus hijos compartieron con los demás o ayudaron a alguien sin que se les ordenara, no dudes en remarcárselos para que continúen haciéndolo y se acostumbren a hacer más cosas buenas por su cuenta.

mayoria de padres no juega con sus hijos
Africa Studio/Shutterstock.com

5. Los padres deben poner el ejemplo

Es bien sabido que los niños aprenden las cosas desde casa y el consejo más importante es hacerlo tú mismo, ya que siempre están atentos a las acciones de los demás. Es imposible esperar que un niño adquiera este valor por arte de magia si su familia no lo pone en práctica, así que proyectarla y habla sobre su importancia con ellos.

que los hijos se parezcan a su papa es bueno segun estudio
Evgenyatamanenko vía iStock

Con estos sencillos pasos, los pequeños tendrán cambios en sus actitudes y verás que incluso, estarán más felices porque saben que son capaces de hacer cosas buenas por los demás.

Ve también: