mujer

¿Te salió acné con el embarazo? La rutina que debes seguir para que no te deje marcas

evita que acne te afecte durante embarazo rutina para cuidado de la piel 0
YakobchukOlena vía iStock | yacobchuk vía iStock

¿Alguna vez has visto que las mujeres embarazadas tienen un resplandor en su piel, que hace que se vean más bonitas?

Aunque es cierto que en esta etapa lucen hermosas, este efecto en realidad es parte de los cambios que el cuerpo sufre durante la gestación.

mujer embarazada ultimas semanas gestacion
Nastyaofly/Shutterstock

Debido a que el cuerpo está a tope de hormonas, las glándulas sebáceas producen mayor cantidad del aceite que protege la piel, informa Kids Health.

En muchos casos, esto hace que el rostro de las embarazadas se vea más brillante que antes. En otros, ocasiona un acné que desaparece después de dar a luz.

mujer embarazada y sonriente sentada
WAYHOME studio / Shutterstock.com

El acné en el embarazo es más común en las mujeres que en otras etapas tuvieron brotes, pero también se puede dar en aquellas que nunca antes lo habían presentado.

En cualquier caso, no hay mucho que se pueda hacer para erradicar estos granitos, excepto cuidar lo mejor posible tu cutis para que la grasa no se acumule y el acné no deje cicatrices. Para ello, hay una rutina muy sencilla, pero eficaz que debes probar.

[[{"fid":"1565402","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_description[und][0][value]":""},"type":"media","field_deltas":{"3":{"format":"default","field_file_image_description[und][0][value]":""}},"link_text":null,"attributes":{"class":"media-element file-default","data-delta":"3"}}]]

Rutina de skin care para el acné en el embarazo

#1 La limpieza es un must

Desde antes de tu embarazo, seguramente este paso era fundamental en tu rutina, pero, al tener esa grasita de más, será tu mejor aliado.

¿Alguna vez has escuchado hablar de la doble limpieza facial? Se trata de primero lavar el rostro con agua y jabón y, una vez que se haya secado, pasar una loción limpiadora con un disco de algodón o una almohadilla reutilizable.

enjuagar rostro limpieza facial mujer bano blanco
Zyn Chakrapong/Shutterstock

Este paso se debe hacer dos veces al día, en la mañana y en la noche, para que el aceite no se acumule por mucho tiempo en la dermis.

limpieza facial
Milka_Z

#2 Hidratación

Puede parecer innecesario humectar el cutis cuando se vuelve grasoso, pero es igual de importante que antes del embarazo. La principal diferencia, según los expertos de ASH Natural Concept, está en los productos que debes utilizar: son mejores los sueros con consistencia como de gel que las cremas pesadas.

aceite serum suero para la piel skincare
dekazigzag vía Shutterstock

#3 Exfoliación

Para evitar que los granitos se llenen de suciedad o se infecten, es importante exfoliar le piel al menos 1 vez por semana. En este paso es preferible que utilices ingredientes completamente naturales como el azúcar o el café, en vez de productos cosméticos (a menos que estén aprobados por el médico que lleva tu embarazo).

exfoliacion de cara rutina
Alessandro Biascioli vía iStock

#4 Mascarillas

Si estos productos son tus favoritos, puedes seguir utilizándolos durante la gestación. Los mejores si te salió acné en el embarazo son los peel off, ya que ayudarán a retirar los granitos de raíz sin que sientas la ansiedad de exprimirlos o tocarlos.

mascarillas faciales peel off hechas en casa
Veles Studio/Shutterstock

#5 No te olvides del protector solar

Los rayos del sol seguirán causando el mismo daño en tu piel, sin importar que haya cambiado su condición, así que protegerla sigue siendo primordial.

Consulta con tu médico qué bloqueador puedes utilizar en esta etapa, ya que algunos ingredientes como oxibenzona y ácido paraaminobenzoico no son recomendables para embarazadas.

mujer frente a espejo con protector solar en el rostro
fizkes / shutterstock

Con esta rutina de cuidado de la piel estás lista para hacerle frente al acné en el embarazo, ¡ponla en práctica!

¿Conoces otro tip? Escríbelo en los comentarios.

Te recomendamos leer estas historias: