mujer

Una abuela no debe ser 'la segunda mamá': especialistas explican las razones

 familia mama hija nieta
Getty Images

Cuando un bebé llega al hogar, no solo los padres estallan de emoción, también los familiares extendidos. Generalmente, las abuelas son las primeras en llenar al pequeño o pequeña de besos, abrazos y regalos.

Sin duda, ellas tienen un rol vital en el desarrollo de los niños y va más allá de las cosas en las que los consienten.

6 cosas divertidas que puedes hacer mientras estas embarazada 5
SimmiSimons/iStock/Thinkstock

Por eso, pueden ser las primeras personas a las que los nuevos papás llamen para pedir un consejo sobre cómo calmar el llanto, controlar los berrinches o pedirles que los cuiden de vez en cuando.

Sin embargo, la situación se puede ir al extremo: se solicita tanto su ayuda, que se terminan convirtiendo en una “segunda madre” para los niños.

abuela hace jardineria con nieta riegan plantas
Bobex-73 vía iStock

Seguramente, has visto o conoces una situación parecida, en la que el pequeño pasa mucho tiempo con una de sus abuelas: ella es quien lo lleva y recoge de la escuela, le prepara la comida y lo acompaña a la hora de hacer las tareas.

Aunque esto parece un buen acuerdo, puede ser perjudicial para toda la familia y a continuación te explicamos por qué.

abuela nieta
Ollyy vía Shutterstock

#1 Su método de crianza es diferente

Conforme han avanzado los tiempos, tenemos más información y diferentes puntos de vista sobre lo que es adecuado para los niños.

Por ejemplo, hace algunos años tal vez era aceptable darle nalgadas a los menores, pero ahora sabemos que esto tiene consecuencias negativas en su salud física y mental. Lo mismo sucede con otros ámbitos de su desarrollo como la alimentación, educación o tareas en el hogar.

mano de mujer mayor y bebe abuela nieta
sezer66 vía iStock

La columnista del New York Times Carla Bruce-Eddings señala que las diferentes perspectivas sobre cómo criar a un niño es una de las principales dificultades en la relación de padres y abuelos.

5 tips para lidiar con una suegra que opina en la crianza de los ninos
JackF/iStock/Thinkstock

#2 No queda claro quién es la figura de autoridad

Lo anterior puede causar mucha confusión en el entorno familiar. Por ejemplo, puede que la abuela permita que coma golosinas al salir de la escuela y la mamá opine que es mejor que lo haga después.

De esta manera, los niños crecerán con reglas ambiguas y sin tener claro a quién le deben hacer caso, señala Stanford Children 's Health. Incluso, Focus On The Family señala que los más grandes podrían comportarse de manera tal que “pongan en contra” a la mamá y la abuela.

nino enojado dice que no todo el tiempo
Kamelia Ilieva vía Shutterstock

#3 Las consecuencias en la abuela

Puede que tu mamá o tu suegra se muestre más que feliz de cuidar a tu hijo, pero eso no significa que esto no tenga consecuencias para ella. De acuerdo con Psychology Today, los abuelos que viven con sus hijos y nietos tienen más probabilidades de sufrir depresión y estrés.

mujer mayor menopausia
roboriginal / Gettyimages

#4 La abuela tiene derecho a disfrutar su vejez

Puede ser de las últimas cosas en las que piensas al pedirle a tu mamá o suegra que te ayuden con tu hijo, pero la Asociación Americana de Personas Jubiladas recuerda que las abuelas tienen derecho a negarse y, en cambio, hacer las cosas que les gusten.

Por el contrario, pueden sentir resentimiento si creen que están “obligadas” a pasar cada momento libre con sus nietos.

adultos mayores felices 0
Ruslan Huzau/Shutterstock

¿Qué opinas ahora de las abuelas que hacen el rol de “segundas mamás”? Cuéntanos en los comentarios.

Te recomendamos leer estas historias: